“El empoderamiento de la abogacía joven es un elemento clave para la transformación de la profesión”

Redacción.

15 de septiembre de 2020.

Entrevista a Albert Jané, Presidente del Grupo de la Abogacía Joven de Barcelona.

En esta casa siempre nos gusta empezar por los inicios de todo entrevistado. Cuando empieza tu historia en el GAJ Barcelona?

Mi historia con el GAJ Barcelona se inicia en 2016 cuando la futura Presidenta del GAJ (mandato 2016-2018) decidió confiar en mí como Vocal de su Candidatura. El siguiente mandato (2018-2020), con Pol Olivet, ya fui el responsable de formación y fui nombrado Vicepresidente.

Estatutariamente ninguno de los miembros del Comité del Grupo de la Abogacía Joven puede estar más de tres mandatos, esta es una de las piedras angulares para la regeneración del Comité y que hacen que estos dos años de Presidencia sean mis dos últimos en el GAJ.

Cuál es el legado que te llevas de los anteriores Presidentes del GAJ Barcelona?

El legado de los anteriores Presidentes y de todos los miembros de los anteriores Comités Ejecutivos es increíble. El GAJ ha desarrollado un trabajo esencial dentro del Colegio de la Abogacía de Barcelona trabajando por la Abogacía Joven de Barcelona. La formación, los eventos y las reivindicaciones por los derechos de la abogacía joven han sido y serán el eje vertebrador de nuestra actuación, realizando una evidente explosión de notoriedad e influencia de la Comisión en los últimos dos años.

En estos próximos dos años, cuál es el proyecto que quieres llevar a cabo al frente del GAJ Barcelona?

El objetivo de este comité ejecutivo es el empoderamiento de la abogacía joven como elemento clave para la transformación de la profesión. El cambio en nuestra profesión tendrá que comportar la eliminación de la precarización de la abogacía joven, la transformación digital de la abogacía, nuevos modelos de prestación de servicios y el fomento del emprendimiento en la abogacía joven.

Creo que la abogacía joven tiene que hacerse fuerte en el Derecho Digital que es un tipo de derecho en el que la juventud nos da ciertas ventajas competitivas. Por lo tanto, intentaremos darle una enfoque muy innovador y digital a las formaciones que programamos, sin olvidar nuestros Cursos Cero.

Aun así, queremos que el GAJ sea un centro de interrelación entre todos los Colegiados jóvenes e intentaremos acercarlo para incrementar el sentimiento de pertenencia de todos nuestros agrupados.

Finalmente, intentaremos ejercer nuestra fuerza para luchar por la defensa de toda la abogacía joven de Barcelona, ya sea individualmente como sumando fuerzas con otros colectivos de la sociedad civil.

Y cuál es el carácter que quieres que tenga el nuevo comité?

Creo que el nuevo comité tiene que ser especialmente reivindicativo y luchador en la defensa de los derechos e intereses de la abogacía joven, que es el colectivo de abogados que históricamente ha sido más precarizado y desfavorecido. No nos temblará el pulso para pedir y exigir.

Aun así, también queremos ofrecer a la abogacía joven de Barcelona una formación gratuita y de calidad que pueda aprovechar y, sin duda, apostaremos por contenidos innovadores donde creo que la abogacía joven puede tener ventajas competitivas respecto a compañeros de otras edades que se tienen que explotar. Nos tenemos que hacer fuertes en el Derecho Digital

Quien hay detrás del nuevo comité del GAJ Barcelona? Es el GAJ Barcelona una agrupación independiente y con voz propia?

El GAJ es y será una Comisión especial del Colegio de la abogacía de Barcelona, siempre se nos ha respetado nuestra independencia.

Sin duda lo que incrementaría la independencia y la calidad democrática del GAJ y del ICAB seria que su presupuesto fuera independiente y que los proyectos y formaciones no requirieran de la autorización de la Junta de Gobierno.

Las diferentes Juntas de Gobierno con las que yo he coincidido no han puesto nunca ningún palo en las ruedas de las diferentes iniciativas del GAJ, pero es indudable que existen mecanismos dentro del ICAB para poder “silenciar” al GAJ y se tendrían que eliminar para garantizar la sana crítica.

Hablando del ICAB, como son las relaciones entre el ICAB y lo GAJ Barcelona. Y entre Mª Eugènia Gay y tú ?

La relación con nuestra Decana, Mª Eugènia Gay, es magnífica, pocos decanos han apostado de una forma tan clara como ella por el empoderamiento de los jóvenes y por las iniciativas que, desde el GAJ, hemos ido proponiendo. Aun así, tengo muy claro que el actual Comité Ejecutivo representa a toda la abogacía joven de Barcelona y lucharemos por la defensa de sus derechos pase el que pase.

Un poco de autocrítica. Qué crees que los jóvenes abogados tienen que conseguir que cambie en el ICAB?

La abogacía Joven tarda demasiado en tener prestigio profesional y llega a tener cierta influencia en el ICAB cuando ya no es joven. Atendiendo a que una gran parte de los colegiados del ICAB son abogados/das jóvenes creo que existe una infrarrepresentación de la abogacía joven en las Juntas de Gobierno, en las Comisiones y en las Secciones. Esta idea es esencial si no queremos dejar anclado al ICAB en el pasado y realmente queremos que evolucione con nuevas ideas y nuevas formas de gestionar y acercarse al colegiado.

Entramos en otras relaciones institucionales. Como son vuestras relaciones con otras agrupaciones de jóvenes en Cataluña y España?

El papel del GAJ Barcelona es, tiene que ser y será de lucha y defensa de los derechos de la abogacía joven. Sin duda, cuántos más colegiados tengamos detrás más presión podremos ejercer. Aun así, y debido al volumen de abogados/das que ya representamos, creemos que este apoyo que pediremos no puede ser concedido a cualquier precio.

El Covid-19 ha afectado sin ningún tipo de dudas a la abogacía de Barcelona. Cuáles crees que son los retos que tendrá que afrontar la abogacía joven?

El COVID-19 puede ser una lacra para la abogacía joven, pero también puede ser una oportunidad para emprender en el ejercicio libre e independiente. Creo que el COVID ha hecho que ciertas barreras de entrada en en emprendimiento en la abogacía, como puede ser el alquiler de oficinas etc., pueden haberse visto reducidas gracias a esta situación de excepcionalidad. El COVID hará que la profesión sea más flexible y se centre más en el asesoramiento con valor añadido que en la imagen corporativa del abogado/da.

Cómo crees que se tiene que hacer frente a los abusos laborales que sufren muchos jóvenes abogados? Unos abusos que en los próximos años se incrementarán.

Este es un tema sobre el que hay que hablar de forma directa y sin subterfugios. Los abogados/das jóvenes son explotados laboralmente en muchos despachos de abogados. Esto creo que no se tendría que permitir, puesto que desprestigia y precariza nuestra profesión en favor de incrementar los beneficios de empresarios. Por lo tanto, creo que no deberíamos de perder la esencia de nuestra profesión, transformándola hacia el futuro, pero sin abandonar los códigos deontológicos que se tendrían que aplicar con más severidad.

No querría finalizar la entrevista sin preguntar sobre el Agosto Inhábil. Durante el mandato de tu antecesor, el GAJ Barcelona fue muy reivindicativo. Lo seguiréis siendo?

Sin duda el Agosto hábil ha sido una medida populista que únicamente se carga sobre la abogacía. El problema de la justicia no ha sido el COVID-19, la falta de medios de la justicia es endémica y simplemente ha aflorado en esta época de crisis.

La transformación digital de la justicia es imprescindible para la transformación digital de la abogacía y los jóvenes tenemos prisa!

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.