“La generación de negocio la encabezarán las empresas de Legaltech”

Por A. Salvador.

Hoy entrevistamos a Luis Gómez Aguirre y José Mª López Martin-Duarte, fundadores de e-bogados.

Licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid, Luis Gómez Aguirre cuenta con un “Máster de Mediador de Asuntos Civiles” por ISDE y un “Máster de Asesoría Jurídica a Empresas” por la Complutense de Madrid, siendo el primero de su promoción. Finalmente, se certificó como “Start Up Lawyer” por el IE.

Por su parte, José Mª López Martin-Duarte estudió Derecho y ADE, también, en la Complutense de Madrid. Ha ejercido la abogacía, así como en el mundo de la consultoría como Country Manager en Argentina de la start-up Ticketbis (la cual fue adquirida al poco tiempo por eBay).

¿Cómo nace e-bogados?

José Mª López Martin-Duarte (JML): Nos dimos cuenta de que siempre que nuestros amigos o conocidos tenían un problema o una preocupación de índole legal no sabían a donde recurrir y nos consultaban a nosotros o a nuestros padres, que también son abogados. La mayor parte de esas consultas no desembocaban en un trámite posterior como una mediación o un juicio, eran más a modo de información que otra cosa, querían entender la situación en la que estaban envueltos. Como era un asunto puntual no querían contratar a un abogado para ello, pero claro, al ser algo tan especifico y condicionado por sus circunstancias personales tampoco encontraban la respuesta exacta en un foro de internet, y a veces, les daba “pudor” o vergüenza preguntar asuntos personales a abogados conocidos. Por otro lado, viendo la multitud de abogados independientes, y poco digitalizados que ejercen en España, queríamos dotarles de una herramienta para hacerles más visibles y que pudieran gestionar este tipo de consultas, monetizarlas, y así poder acceder a clientes de toda España. Entonces decidimos fundar e-bogados.com, pensando que la sociedad, la abogacía y la tecnología ya estaban alineados para poder satisfacer esta necesidad existente de manera simple y cómoda.

e-bogados
Luis Gómez Aguirre (derecha) y
José Mª López Martin-Duarte (izquierda).

¿Cuál es la propuesta diferencial que proponéis a la comunidad legal para confiar en www.e-bogados.com ?

Luis Gómez Aguirre (LGA): A la comunidad legal le ofrecemos darle visibilidad online, digitalizarse y teletrabajar de manera sencilla y gratuita, unas posibilidades que tienen los profesionales de otros sectores hace años, sectores donde también predominan los autónomos. Esta propuesta viene de “dos de los suyos” que conocen de primera mano la profesión y que van a priorizar siempre al abogado porque ambos somos hijos de abogados.

No podemos digitalizar todo el mundo del derecho de golpe, no obstante, hay aspectos de la profesión donde la digitalización es más sencilla de lo que pensamos, digitalizarse en e-bogados.com es más sencillo que crearse un perfil en Facebook; y a través de nuestra plataforma los abogados pueden generar ingresos desde cualquier lugar atendiendo por videollamada consultas de sus especialidades. Además, les facilitamos la captación de clientes de forma remota. Al fin y al cabo, cada ciudadano que les consulta su problema legal por videollamada es un potencial cliente y alguien que ya ha pagado por contratar sus servicios antes derecibir el servicio, pudiendo luego el abogado fidelizar a ese cliente.

Muchos abogados perdemos horas interminables en llamadas y consultas que no monetizan o no terminan de fidelizar al cliente, y por ello esta herramienta permite ser claro con el cliente, pudiendo realizar consultas online que se cobren directamente.

¿Y a los ciudadanos?

JML: En el caso de los ciudadanos las propuestas de valor son muchas, pero la más interesante que les podemos hacer es ayudarles a que de manera cómoda, transparente y sencillapuedan despreocuparse sin tener que moverse de casa.

Sabemos que un problema legal te puede quitar el sueño, y la realidad es que encontrar un abogado que te ayude a disipar las dudas de tu caso particular no es fácil. Por lo general la gente no suele elegir abogado, sino que recurren a alguien recomendado por un familiar, amigo o conocido…no hay mucha libertad de elección y facilidades, en cambio, en e-bogados.com pueden escoger el abogado que quieran en base a los factores que prefieran: precio, disponibilidad, reseñas, descripción, foto, etc.

Entendemos que el sector es un poco opaco en cuanto a precios y claridad del servicio que se va a prestar, en e-bogados.com el cliente sabe lo que contrata y el precio que le va a costar. Es mejor que contratar un seguro jurídico que no sabes cuándo vas a utilizar, con nosotros pagas cuando lo necesitas.

Además, les ofrecemos garantías, les aseguramos que el abogado que elijan no va a cobrar hasta después de haber realizado la consulta. También les garantizamos máxima confidencialidad, puesto que sus identidades serán secretas y sus consultas privadas.

¿Cuál está siendo el feedback que estáis obteniendo del mercado? ¿Hay diferencias a nivel de grandes ciudades y pequeñas poblaciones?

LGA: El feedback del mercado es bastante bueno, los clientes nos comentan que es una gran idea y nos animan a seguir ayudando a gente como ellos. En cuanto a los abogados, muchos no se creen, al principio, que no les cobramos absolutamente nada por usar nuestra plataforma. Lamentablemente están acostumbrados a tener que pagar suscripciones o cuotas altas en otras webs o franquicias de despachos.

Respecto a las grandes ciudades y los pueblos, sí que hay diferencias. Sobre todo, en el número de usuarios, siendo Madrid y Barcelona las ciudades de donde más clientes y abogados recibimos.

Dicho esto, hay una curiosidad de los pueblos pequeñitos y es que cómo todo el mundo se conoce, prefieren no recurrir al abogado del pueblo por temas de confidencialidad y se decantan por consultar a un abogado de nuestra web donde se aseguran de que nadie del pueblo se enterará de sus inquietudes o problemas personales.

¿Hacia dónde queréis conducir e-bogados.com?

JML: Nos gustaría que el día de mañana www.e-bogados.com fuera la plataforma donde abogados y clientes encontraran todas las herramientas necesarias para hacer sus gestiones legales de forma intuitiva, super transparente y online, salvo los juicios claro está.

Por ejemplo, que a través de nuestra plataforma el abogado pudiera redactar un contrato o presentar una demanda sin necesidad de encontrarse con el cliente en ningún momento del proceso, porque nuestra plataforma facilitaría que pudiera recibir todo lo que necesita por parte del cliente, y que el cliente pueda ver en cada momento en qué estado se encuentra su consulta, expediente, etc.; que se le vaya cobrando por el trabajo efectivamente realizado por el abogado y conforme al cliente.

Es decir, gracias a la tecnología reducir al mínimo tanto el número de desplazamientos, la cantidad de papel empleado, número de llamadas… en otras palabras: digitalizar la profesión.

A nivel de negocio, ¿cuál creéis que ha sido el impacto del COVID-19 en la abogacía?

LGA: Por lo general, hemos observado que todo el mundo se ha tenido que acostumbrar a comunicarse a través de una pantalla, a evitar desplazamientos y, a quien todavía no lo hacía, a usar plataformas online para contactar con profesionales que pudieran ayudarles de manera remota. Creemos que la abogacía se ha dado cuenta y que, hasta los abogados, que a priori, se consideraban “obsoletos” se han familiarizado con este tipo de herramientas y se han apoyado en ellas para realizar tareas de su día a día, como Zoom por ejemplo, lo cual facilitará la modernización de la abogacía.

Nosotros queremos ayudar a los abogados particulares en esta tarea de modernización y digitalización porque no todos ellos tienen medios para poderse montar una web, invertir en publicidad, etc. Nuestra herramienta les da esa exposición digital de manera gratuita y les permite ejercer su profesión digitalmente en esta “nueva normalidad”.

En una época dónde el teletrabajo es la regla general, ¿Cómo y hacía dónde debería dirigirse la generación de negocio?

LGA: En nuestra opinión, la generación de negocio la encabezaran las empresas de Legal Tech que atraigan a los clientes por su transparencia y agilidad, al mismo tiempo que doten a los abogados de herramientas para que estos puedan monetizar su tiempo y trabajo independientemente del lugar donde se trabaje.

A nuestro criterio, el negocio está en simplificar, automatizar y democratizar los servicios que son más recurrentes.

¿Cómo pueden los abogados diferenciarse de su competencia en el entorno online?

JML: Bueno para empezar vamos a lo más básico, para diferenciarte de tu competencia en el entorno online, primero tienes que estar o “existir” en el entorno online. Te sorprendería saber cuántos despachos y abogados siguen sin tener una página web a día de hoy y, por tanto, no aparecen siquiera, aunque pongas su nombre exacto en Google… ósea que hoy en día eso sería lo más parecido a ser un fantasma (risas).

Dicho esto, una vez que estamos en el entorno online la clave para diferenciarte de tu competencia está en labrar tu marca personal y después usar el marketing digital para darte a conocer ya que quieres captar clientes más allá de la familia y amigos que ya tienes. ¿Qué quiero decir con eso de marca personal? Pues me refiero a que tienes que diferenciarte del resto, hay miles de personas buscando abogados que se ajusten a sus necesidades, pero ¿cómo saben que tú eres el profesional que necesitan? No lo saben por eso tú tienes que definirte y saber desmarcarte claramente del resto, una vez consigas esto conseguirás más clientes. Y con diferenciarte no me refiero a decir que eres el mejor en todo, para nada, sino en destacar de manera clara dónde eres bueno exactamente, los puntos fuertes que te hacen especial. Hay millones de personas en España, seguro que hay al menos 10 que necesitan justo a alguien como tú, no necesitas atraer a 1.000 personas exagerando, al fin y al cabo, no darías abasto con todos. 

¿La abogacía española estaba preparada para la forzada digitalización de los servicios jurídicos, propiciada por el COVID-19?

JML: Creemos que la abogacía española estaba preparada mentalmente, no tanto instrumentalmente, y el COVID-19 ha sido el empujón necesario para ponerse manos a la obra con la digitalización.

Además, con las ayudas que se esperan de los Colegios de abogados de España, juntamente con las ayudas y publicidad de Red Abogacía incentivando a los abogados a prestar sus servicios de forma telemática, sin duda se acelerará el proceso.

Esta digitalización la liderarán los abogados más habituados a usar herramientas digitales y poco a poco la trasmitirán a amigos y conocidos hasta que, finalmente, todo el mundo recurra a estos servicios de forma online.

¿El teletrabajo podría estar causando una diáspora, en la abogacía, de grandes ciudades hacía poblaciones pequeñas con mayor calidad de vida?

LGA: Si, podría darse que muchos abogados de las grandes ciudades decidan marcharse en busca de más calidad de vida, pero no creemos que pueda haber una desconexión total de la ciudad puesto que para ciertos servicios, como pueden ser los juicios o las vistas, todavía deberán estar presencialmente. El día que todo esté digitalizado mudarse a poblaciones más pequeñas y mantener el nivel de trabajo e ingresos será más factible.

A vuestro entender, ¿El actual teletrabajo forzoso ha facilitado la conciliación entre vida familiar o profesional o la ha dificultado?

JML: Si claro, al menos a nuestro entender el teletrabajo siempre facilita la conciliación vida familiar-profesional porque puedes trabajar en el lugar donde se encuentre tu familia. Para nosotros lo que más dificulta esa conciliación es una carga de trabajo muy alta y, aun así, si esa exigente carga de trabajo la haces en casa siempre sacarás tiempo para comer en la misma mesa con los tuyos, encontrarás un hueco en un descanso para poner lavadoras, vigilar la comida, recibir paquetes, etc.

La clave está en que baste con un ordenador para cumplir con tus obligaciones, o al menos, con la mayoría de ellas.

¿Creéis que el emprendimiento en la abogacía puede estar pasando a ser una obligación más que una opción?

JML: Emprender siempre es una opción, nunca una obligación, independientemente del sector.

Ahora bien, creemos que dada la baja digitalización del sector de la abogacía si no estás dispuesto a ser un abogado tradicional es cierto que la opción más factible para alcanzar tus aspiraciones profesionales y personales es el emprendimiento, sin duda.

Asimismo, aunque emprender sea una opción pensamos que en lo que respecta a la abogacía, estamos frente al mejor momento para emprender porque hay mucho por hacer y ahora la sociedad está preparada para el cambio.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.