“Desde CONEDE queremos premiar el talento jurídico de los estudiantes de derecho”

Por A. Salvador.

8 de febrero de 2021.

Hoy entrevistamos a Guillermo Amilivia, Vicepresidente de CONEDE.

Desde CONEDE habéis anunciado hace poco la creación del Premio CONEDE al Talento Jurídico para escoger al mejor estudiante de derecho o doble grado. ¿Cómo nació tal iniciativa?

Hace unos años desde CONEDE ya organizamos algo similar, el Premio Abogado del Futuro, en colaboración con Wolters Kluwer, y fue todo un éxito. Sin embargo, esta vez queríamos algo diferente. Estábamos un poco cansados de ver que en las universidades el Premio Extraordinario se concediera solamente en base al expediente, que, por sí solo, dice muy poco de un jurista, sin habilidades profesionales solo eres un loro que sabe derecho, pero desde CONEDE venimos trabajando mucho desde hace años en potenciar esas “soft skills” que las universidades tienen tan abandonadas.

¿Cuáles son los requisitos planteados para presentarse al premio?

Muy sencillo: estar cursando en España la segunda mitad del Grado en Derecho o de un Doble Grado con Derecho y tener una nota media ponderada de, al menos, un 8.

¿Por qué habéis escogido la nota como criterio para establecer un primer filtro?

Es por una cuestión organizativa, si tenemos que seleccionar a los 50 mejores candidatos de entre -por ejemplo- 200 inscritos, la nota del expediente es la forma más rápida de hacerlo. Pero no hay que dejar de lado que una nota superior a 8 es una demostración de que el estudiante tiene unos muy buenos conocimientos jurídicos.

CONEDE

¿Cuál es la dinámica a seguir para optar al premio?

Tras ese primer filtro por nota, los 50 candidatos elegidos nos remitirán su CV y un vídeo donde nos hablarán de ellos y de por qué creen que reúnen las condiciones para ganar. Con toda esa documentación, será la Asamblea General de CONEDE la que decidirá quiénes son los 6 mejores. Es decir, los representantes de estudiantes de -ahora- 68 universidades españolas, elegirán a los que creen que son los 6 mejores estudiantes.

Tras esto, llegamos a la fase final, las dos últimas pruebas donde se decide todo y que se desarrollarán en la espectacular Sede del Banco Santander en Madrid, el Edificio Abelias. En la Fase 3, se entregará a los 6 candidatos un caso práctico -preparado por el equipo de Uría Menéndez- y en un tiempo limitado deberán preparar un dictamen escrito sobre ello, contando con legislación, bases de datos y herramientas ofimáticas. El Jurado entonces estudiará los dictámenes y elegirá a los 2 finalistas y a los 2 que pelearán por el tercer y cuarto puesto.

Y en la última fase llegamos a la oralidad total. El equipo de Uría elegirá dos asuntos jurídicos controvertidos, uno para cada debate, y se asignará por sorteo a cada candidato una posición a favor o en contra. Les daremos medios y un tiempo limitado para prepararlo y, tras ello, tendrán que debatir sobre esa cuestión. Y entonces el Jurado elegirá al ganador y a los que ocuparán los puestos segundo, tercero y cuarto. Y todos ellos recibirán un premio económico por parte de nuestros patrocinadores, además de que estamos trabajando para que todos los participantes reciban también un premio.

Sobre los principios del premio. ¿Cuál es la idea subyacente que perseguís con este premio? ¿Recompensar la excelencia o el esfuerzo?

La excelencia y el esfuerzo no dejan de ser ideas complementarias. Nosotros creemos que un gran estudiante no es solo el que se ha centrado en sus estudios, sino el que ha hecho prácticas o ha trabajado cuando ha podido, ha completado su formación, ha participado en una clínica jurídica, ha sido representante de estudiantes, ha escrito e investigado sobre derecho, ha participado en asociaciones universitarias o actividades de debate… Lo que buscamos es que los estudiantes no solo pasen por la universidad, sino que la universidad pase por ellos. Que vean que merece la pena invertir su tiempo en formarse y desarrollarse como profesionales,
porque -en un mercado tan competitivo- si no trabajan para ellos mismos, nadie lo va a hacer por ellos.

Desde vuestro punto de vista, ¿Qué es talento jurídico? ¿Cómo puede demostrarse?

El talento jurídico es la capacidad de conocer el derecho y demostrarlo: tener visión transversal, saber comunicar, adaptarse a las situaciones más difíciles o sobrevenidas… No siempre el que sabe más derecho es el mejor, sino que entran en juego muchas más habilidades que -sin sustituir los conocimientos- dicen mucho más que una simple nota en el expediente. Dicen que el movimiento se demuestra andando, y eso creemos nosotros sobre el talento jurídico. Se demuestra con proactividad, con formación complementaria, buscando adquirir experiencia, desarrollando las competencias transversales o aplicando en el sector jurídico las herramientas digitales que se demandan.

¿Qué otras cualidades jurídicas consideráis que deberían propugnarse en las Facultades de Derecho?

De conocimientos jurídicos salimos formados en las universidades, eso sin duda, pero falta ese plus que todo jurista va a necesitar en su vida profesional, ya sea en el ejercicio de la abogacía, de la procura, en la función pública… Hay que fomentar mucho más la oratoria, la argumentación jurídica, el inglés o el uso de herramientas jurídicas digitales

Antes de finalizar, ¿Cuál es la recepción que esperáis respecto al Premio?

Estamos trabajando para que sea lo más amplia posible y creemos que el proyecto es lo suficientemente atractivo para que los estudiantes se fijen en él, los grandes patrocinadores que tenemos y los premios tan jugosos que vamos a repartir bien lo merecen. Si pudiésemos contar con, al menos, un participante de cada facultad española, sería magnífico, porque querría decir que hemos llegado a todas las esquinas del país.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.