Todo lo que hay que saber sobre el recurso de casación

Por Israel Guerra.

28 de enero de 2020.

Existen varios motivos legales por los que se puede no estar de acuerdo ante una sentencia judicial. En estos casos, se puede solicitar la impugnación a través de un recurso de casación, que se encuentra regulado a partir de los artículos 847 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LECrim).

Los supuestos para interponer este trámite legal pueden ser, por un lado, que la resolución contenga una interpretación o una aplicación incorrecta de la ley y, por otro lado, que el procedimiento en el que se haya dictado dicha resolución no haya cumplido con todas las formalidades legales exigibles.

Razones, características y etapas del recurso de casación

A continuación, se van a detallar el conjunto de elementos necesarios para entender y llevar a cabo un recurso de tasación, una herramienta legal para actuar en caso de no estar de acuerdo con una resolución judicial.

Razones para interponer el recurso de casación

Existen dos razones por las que es posible llegar a este recurso.

En primer lugar, será tenido en cuenta si se estima que se ha infringido la ley y / o se ha quebrantado en su forma contra las sentencias dictadas en única instancia, o bien cuanto se haya procedido a una apelación por la Sala de lo Civil y Penal en los Tribunales Superiores de Justicia. Así mismo, también se tomarán como válidas las sentencias dictadas por la Sala de Apelación de la Audiencia Nacional.

La segunda razón será debido a haber cometido una infracción de ley del motivo que se dispone en el número 1 del artículo 849, refiriéndose a aquellas razones contra las sentencias que se hayan dictado en apelación por las Audiencias Provinciales y la Sala de lo penal de la Audiencia Nacional.

Si se dispone de alguno de estos dos supuestos fundamentales, lo más aconsejable y acertado es acudir al asesoramiento de abogados especialistas, como los que se localizan en la dirección web abogadospenalistas24.es, expertos en llevar a cabo un recurso de casación al Tribunal Supremo.

Características

Las principales características de este tipo de recurso en un proceso penal son las siguientes.

Es un recurso que posee un carácter extraordinario, es decir, no es de segunda instancia, como podría ser el caso de un recurso de apelación, por ejemplo.

Como su propio nombre indica, debe poseer interés casacional, que significa que se opone a la doctrina del Tribunal Supremo o, también, que resuelva puntos cuando exista jurisprudencia contradictoria de las Audiencias Provinciales.

Hay que tener claro que el objetivo que mantiene este recurso no es otro que el del interés y aplicación de la ley. Es a través de este sistema que el Tribunal Supremo examinará la aplicación del derecho que han llevado a cabo otros Tribunales de menor rango.

Por tanto, tiene un efecto suspensivo y otro devolutivo. Las entidades y personas legitimadas para llevar a cabo este proceso son el Ministerio Fiscal, las partes implicadas del proceso y las personas que hayan sido condenadas por la sentencia, así como sus herederos.

En definitiva, una casación por interés casacional no es más que un recurso extraordinario que procede básicamente contra sentencias definitivas y, en algunos casos, también contra determinados autos.

¿Cuál es el tribunal competente para estos recursos?

Los recursos de casación se llevan a cabo en materia civil en las Salas de lo Civil y Penal de los Tribunales Superiores de Justicia y en la Sala Primera del Tribunal Supremo, según recoge y establece el Articulo 478 de la LEC.

Esta sala deberá ofrecer resolución de recursos de casación con fundamento en la infracción de normas civiles exclusivamente de derecho común. Del mismo modo, deberá ofrecer resolución en las normas de derecho civil foral o especial si se aporta infracción de mandato constitucional.

Las etapas del recurso de casación

Las cuatro fases o etapas por las que pasa cualquier recurso de casación son las siguientes

  1. La preparación

Es la fase donde se realiza la preparación de dicho recurso por escrito ante el Tribunal que realizó la resolución judicial, alegando que se desea recurrir, en un plazo de 5 días desde que llegó la última notificación de la sentencia.

  1. La interposición

En este caso, el plazo es de 15 días desde el emplazamiento, tiempo para preparar la interposición y la formalización ante el Tribunal Supremo.

  1. La sustancia del recurso

Donde se declaran los motivos y razones para hacer efectivo el recurso y que se han desarrollado en este artículo bajo el subtítulo de Razones para interponer el recurso de casación

  1. Decisión del tribunal

Por último, se hará efectiva la decisión última tomada por el Tribunal Superior de Justicia, la cual será definitiva e irrecurrible.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *