¿Por qué las herencias son tan complicadas?

Por Sergi Garcia.

Consecuencia de factores como el Impuesto de Sucesiones, en España se rechazaron el 15% de las herencias en 2021. El proceso burocrático, junto con el plazo de 6 meses de pago del impuesto, a menudo puede frustrar la recepción de los bienes de un familiar fallecido. Por ello, en un momento de dificultad tanto emocional como administrativa, a veces recurrir a un abogado puede ser una opción más que recomendable.

Un proceso delicado que requiere planificación

Tras percatarnos del deceso de un ser querido, la existencia de una herencia puede ser algo delicado. Sumidos en una evidente fragilidad emocional, debemos enfrentarnos a un proceso burocrático y legal que no siempre es trago de buen gusto. Desde las posibles disputas familiares hasta la dificultad de asumir el Impuesto de Sucesiones, un camino que es mejor recorrer con abogados para evitar cualquier imprevisto final.

Y es que recurrir a un abogado de herencias en Madrid puede marcar la diferencia entre llevar el proceso correctamente o dejarnos llevar por la emoción. Además, recibir una herencia conlleva también una planificación. Punto donde entran documentos como el certificado de defunción o el testamento que debemos revisar con atención. Pero, ¿es tan farragoso gestionar el traspaso de los bienes y derechos de un familiar fallecido?

Así funcionan las herencias en España

Lejos de quedarse en la recepción de los bienes o del patrimonio de un ser querido, las herencias en España se gravan por el Impuesto de Sucesiones. Es decir, que existe un cargo para aquellos ciudadanos cuyo patrimonio ha aumentado como consecuencia de una herencia. En este caso, con un plazo de pago de no más de 6 meses que suele causar rechazo entre los familiares directos o indirectos vinculados a la herencia.

Por ejemplo, en el ámbito de las propiedades inmobiliarias, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), se cifraron en 198.939 las viviendas transmitidas en 2021 fruto de las herencias. Sin embargo, muchos de los herederos renuncian a menudo a estas propiedades. En especial, dado que, con la propiedad recibida, deben pagarse los impuestos pertinentes, cuyo valor varía en función de cada Comunidad Autónoma.

De hecho, según el Consejo General del Notariado, el año pasado se rechazaron 15 de cada 100 herencias en todo el país —28.075 de un total de 182.271. En muchos casos, como bien recalcan los expertos, dado que los fallecidos a veces legan deudas que los herederos no pueden asumir. Algo que, sumado al mencionado pago de los impuestos, dificulta e incluso llega a frustrar la positividad de recibir una herencia.

¿De verdad necesito un abogado para recibir mi herencia?

Como especialista legal en este acto jurídico, y en defensa del Derecho de Herencia del país, el objetivo de un abogado de herencias es garantizar y supervisar el proceso de la herencia. Tratando puntos como la gestión del testamento, el análisis del acto de última voluntad o la asesoría correcta durante todo el procedimiento. En suma, alumbrar los entresijos de este derecho y superar los distintos obstáculos que puedan aparecer.

Tomando otros ejemplos, la presencia de un abogado en el proceso puede ser de ayuda para dilucidar los grados de parentesco de la herencia —los familiares directos o indirectos que la recibirán, razón de muchas disputas—, así como también agilizar trámites y ahorrar tributos tras hacer el inventario. En definitiva, un servicio que tiene como objeto rebajar el peso administrativo, cargado al emocional, de cualquier herencia.

La importancia de la organización

La gran mayoría de los abogados especialistas en el ámbito concluyen que planificar la herencia ahorra litigios y disgustos futuros. Una actividad que debe llevarse a cabo en vida para evitar problemas con los herederos tras el fallecimiento, y que incluye quién recibe qué e incluso la posible voluntad de desheredar a un hijo. Este último punto, ahora posible con asesoramiento al no considerarse como legítima.

Del lado de los herederos, un abogado especialista en derechos hereditarios también puede ayudarnos a reclamar una herencia. Un derecho del heredero testamentario, cuyo plazo varía según los bienes a heredar, en caso de no estar de acuerdo con el poseedor de éstos. Un punto interesante si queremos evitar disputas familiares y abordar legalmente la cuestión desde el amparo de la abogacía.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.