Club de Madrid y Boston Global Forum reclaman un acuerdo internacional que proteja los DDFF en inteligencia artificial

Redacción.

Con las normas sociales potencialmente comprometidas por la velocidad de la digitalización, la inteligencia artificial (IA) y las redes sociales, los legisladores de todo el mundo y en todos los niveles de gobierno están cada vez más convencidos de la necesidad de garantizar que las tecnologías digitales sirven a las personas y no de otro modo. Sin embargo, la comunidad internacional todavía no ha logrado adoptar un modelo de gobernanza común para estas tecnologías. Club de Madrid, el foro más grande de ex presidentes y primeros ministros, y el Boston Global Forum se han asociado para reducir la brecha entre el mundo digital y el político, organizando el PolicyLab ´Fundamental Rights in AI and Digital Societies – Towardsan International Accord´ entre el 7 y el 9 de septiembre, con el objetivo de generar consenso en torno a una agenda basada en los derechos para la gobernanza global de la inteligencia artificial y las sociedades digitales.

“La preservación de la privacidad será tan importante como la preservación de las libertades y los derechos civiles” – VairaVike-Freiberga, presidenta de Letonia (1999-2007) y miembro del Club de Madrid.

Miembros del Club de Madrid, pensadores del Boston Global Forum y representantes de gobiernos, instituciones académicas y grupos de expertos, empresas de tecnología y la sociedad civil se reunieron para reflexionar sobre las intersecciones entre las tecnologías digitales, los derechos fundamentales y la gobernanza global. Para asegurarse de que gestionamos la digitalización antes de que ésta nos gestione a nosotros, analizaron los desafíos y oportunidades para lograr que nuestra comunidad global acuerde un conjunto básico de principios para proteger y promover los derechos fundamentales en la inteligencia artificial y las sociedades digitales.

“Una definición estricta de #IA quedaría obsoleta de inmediato” – “Karine Caunes, directora de Programas Globales, Centro de IA y Política Digital.

El proceso de digitalización está alterando rápidamente el panorama de los derechos fundamentales en todo el mundo. Si bien las tecnologías digitales y la inteligencia artificial crean nuevas oportunidades para el disfrute de los derechos humanos, también son amenazas para nuestra protección y generan nuevos conceptos de derechos y deberes, que surgen directamente de la relación entre los ciudadanos y la tecnología.

“Necesitamos definir los valores que las naciones tienen en común para dar forma a las reglas de la cooperación global. Si no podemos hacerlo, no resolveremos la IA”- Sean Cleary, vicepresidente Ejecutivo de la Future World Foundation y asesor del Club de Madrid.

El eje central de las discusiones fue la visión de una era digital centrada en el ser humano, aunque con diferentes colores y formas. Tener un lenguaje y una comprensión compartidas de la complejidad a la que nos enfrentamos es clave para seguir trabajando para articular un consenso global en torno a una agenda basada en los derechos para la gobernanza de las sociedades digitales. Valores comunes como la democracia, el respeto y la promoción de los derechos humanos y el estado de derecho son cruciales para apuntalar la política digital como punto de partida esencial para avanzar hacia ese acuerdo.

“Si regulas la tierra, necesitas maneras de saber quién es el propietario de la tierra. Necesitas una auditoría. Es lo mismo con los datos. Necesitas una auditoría para que los tribunales puedan examinarla, si es necesario” – Alex ‘Sandy’ Pentland, director del MIT Connection Science.

En un campo en el que aún quedan muchas cosas por llegar, se evaluaron diferentes marcos propuestos por diferentes instituciones a nivel nacional y multilateral, considerando diferentes perspectivas regionales sobre gobernanza digital, para explorar si podrían servir como base para un acuerdo global en este campo. La cooperación internacional para la inteligencia artificial y las tecnologías digitales es una oportunidad para escribir las reglas juntos.

Además, se debatió seriamente una posible Alianza Global para la Gobernanza Digital que incluya a las partes interesadas relevantes (gobiernos, sector privado, academia, sociedad civil, organizaciones internacionales) para tratar de reducir las brechas de desarrollo en el campo digital y unir a las comunidades.

“Es muy difícil crear una regulación o reglas para algo que está por venir. Primero tenemos que usar las tecnologías y luego entender los ecosistemas que requieren” – EskoAho, primer ministro de Finlandia (1991-1995) y miembro del Club de Madrid.

Club de Madrid y el Boston Global Forum compartirán las propuestas del PolicyLab, destinadas a liderar un acuerdo internacional que proteja los derechos humanos. Las recomendaciones también centrarán la atención en los roles clave desempeñados por múltiples partes interesadas, que van desde gobiernos nacionales y organizaciones multilaterales hasta ONG’s y otros.

Esta iniciativa es el punto de partida de una iniciativa quinquenal en la que Club de Madrid y el Boston Global Forum proponen orientar las conversaciones globales sobre derechos fundamentales en las sociedades digitales, tender puentes entre países, regiones y comunidades de prácticas, e identificar un camino hacia el consenso en torno a una agenda basada en derechos para la gobernanza de la IA y las tecnologías digitales.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.