Funciones de un abogado penalista

Redacción.

21 de diciembre de 2020.

La abogacía es la profesión que se ocupa de las ciencias jurídicas y la defensa de las personas en los procesos administrativos y judiciales. Por lo tanto, el abogado actúa como representante de los derechos de cualquier ciudadano. Sin embargo, dependiendo del tipo de asesoramiento legal requerido, se acudirá al profesional especializado en esa rama del Derecho. Así, si se requiere asesoramiento o representación a causa de un delito, será necesario acudir a un abogado defensor penal. El abogado penalista defenderá a cualquiera de las partes involucradas en un delito que infrinja el Código Penal.

¿Qué es un abogado defensor penal?

El abogado defensor penal es un profesional del Derecho cuya función principal es defender y asesorar a personas físicas y jurídicas frente a un acto delictivo que suponga cualquier infracción del Código Penal. Por lo general, aquellos abogados que se especializan en la rama del Derecho Penal, es decir, aquella que regulariza las penas y delitos, deben lidiar principalmente con casos de homicidio, robo, violaciones y agresiones. Sin embargo, su función abarca más que defender a quienes han cometido estos tipos de delitos.

Sus funciones principales

Cualquier persona o empresa que sea acusada o haya sido víctima de un delito que infrinja las leyes que establece el Código Penal tiene derecho a recibir el asesoramiento y la representación de un abogado defensor penal. Por lo tanto, la función principal del abogado defensor penal es defender a su cliente frente a un tribunal o juzgado cuando este haya estado involucrado en un acto delictivo. No obstante, no es la única función de este tipo de abogado. El abogado defensor penal también:

  • Acompaña al acusado en sus declaraciones y aconseja cuándo es conveniente que guarde silencio.
  • Indaga y busca evidencias que apoyen la historia de su cliente.
  • Vela por los intereses de su cliente procurando que su oponente no viole sus derechos ni se vulneren los procedimientos judiciales.
  • Analiza cuál será la posición más conveniente a adoptar para el caso y qué procedimiento se ajusta mejor a los intereses de su cliente.
  • Expresa qué derechos constitucionales tiene su cliente de manera que este entienda cuáles son los más convenientes en cada caso.
  • Analiza junto a su cliente los pros y los contras de cada decisión que deba tomarse.
  • Establece las estrategias que utilizará para la defensa o la acusación en todas las fases del procedimiento penal.
  • Negocia con el juez para obtener la menor pena posible si el resultado del procedimiento legal es desfavorable para su cliente.
  • Ofrece asesoramiento a personas jurídicas para que eviten riesgos por posibles delitos penales.

Sin importar si su cliente es acusado o víctima y si ya ha comenzado o no el procedimiento legal, el abogado defensor penal lo orienta y aconseja en todos los pasos para velar por sus intereses frente a un juez. El abogado adoptará la postura que sea más conveniente para su cliente y preparará los argumentos que demuestren la culpabilidad o inocencia del acusado, según sea el caso. En definitiva, el abogado defensor penal es el profesional que asesora y defiende a una persona física o jurídica para garantizar la resolución judicial más favorable frente a cualquier acto delictivo que infrinja las leyes del Código Penal.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.