Nace I+D ICAM, el nuevo centro de innovación jurídica de la Abogacía de Madrid

Redacción.

Con el propósito de detectar los déficits normativos que padece nuestro Derecho y encontrar soluciones jurídicas rápidas e innovadoras a los desafíos legales que surgen de las nuevas realidades y necesidades sociales, el Colegio de la Abogacía de Madrid pone en marcha el Instituto de Investigación e Innovación Jurídica I+D ICAM. Este nuevo centro de investigación, que estará dirigido por el prestigioso jurista Francisco Javier Orduña, nace de la mano del organismo homólogo del Colegio de la Abogacía de Barcelona, el Instituto I+Dret, también impulsado por Orduña.

En un acto celebrado este martes en la sede del ICAM, los decanos de los Colegios de Madrid y Barcelona, José María Alonso y Jesús Sánchez han presentado los detalles de un proyecto conjunto con el que esperan tender puentes con la sociedad civil y convertirse en un referente para la ciudadanía, además de sumar sinergias entre los dos principales colegios para aumentar la influencia de la abogacía en los procesos legislativos. También han participado en el evento Francisco Javier Orduña y el diputado de la Junta de Gobierno del ICAM Eugenio Ribón, responsable del área de Secciones.

Inspirado en el centro de investigación del ICAB, el Instituto I+D ICAM tendrá como objetivo la investigación y la innovación jurídica en todos los ámbitos del Derecho y, especialmente, en materias y cuestiones de actualidad jurídica o vinculadas a las nuevas realidades y necesidades sociales, así como los cambios económicos e innovaciones científicas y tecnológicas. Asimismo, fomentará la colaboración con otros organismos de la abogacía institucional, corporaciones profesionales jurídicas y de otros ámbitos. Todo ello mediante el desarrollo de proyectos y programas de estudio y de desarrollo normativo, a fin de elaborar propuestas sólidas que mejoren nuestro sistema jurídico.

En su cuaderno de ruta figuran ya varios proyectos, como lograr la definitiva regulación de la rebus sic stantibus, conseguir la implantación de los Juzgados especializados de familia, agilizar los procesos de acogida e integración de refugiados a raíz de la crisis de Ucrania o combatir la desigualdad de armas que padecen los letrados respecto a otros operadores jurídicos.

Sumar esfuerzos

“El I+D del ICAM pondrá de manifiesto problemas que pasan inadvertidos para la mayor parte de la sociedad y que sólo pueden ser denunciados por los profesionales protagonistas y testigos de la aplicación de la normativa”, ha señalado el decano José María Alonso durante el acto de presentación del nuevo instituto. “Por ello, no será únicamente un área de desarrollo profesional de la Abogacía, sino que nos va a servir también para tender puentes con la sociedad civil y mejorar el servicio que les prestamos”, ha subrayado.

Junto con los médicos, los abogados “somos los profesionales que más cerca estamos de los ciudadanos, y por tanto deberíamos ser una voz muy significativa a la hora de que el legislador legislara pensando, no en sí mismo, sino en el ciudadano”, ha reivindicado Alonso. Para elevar la voz de la abogacía, nada más efectivo que la colaboración entre los dos mayores Colegios de España, un tándem que cuenta con más de 100.000 colegiados y representa al 40% de la abogacía española. “La suma de Madrid y Barcelona no es 1+1=2, juntos podemos sumar 10. Si seguimos en esta colaboración conjunta tendremos mucha más fuerza, se nos oirá más y obtendremos mejores resultados”.

Desde el ICAB, el decano de Jesús Sánchez también ha puesto en valor la suma de esfuerzos de ambos colegios en esta iniciativa: “me siento muy feliz de estar hermanados en este proyecto, contáis con nuestra absoluta lealtad y ojalá podamos hacer muchos trabajos en común”, ha declarado.

También ha recordado el decano barcelonés el espíritu con el que nació el instituto I+Dret, “convertirse en un referente para la sociedad”. Bajo la dirección de Javier Orduña, el organismo ha buscado desde el inicio atraer a todos los colectivos profesionales del mundo jurídico, aprovechando las sinergias de todo ese talento y conocimiento conjunto para hacer propuestas legislativas. Entre otros hitos, Sánchez ha destacado la Ley 5/2018, surgida de una propuesta legislativa trabajada un año antes en Barcelona para paliar el drama de las ocupaciones ilegales.

Punto de vanguardia

Por su parte, Francisco Javier Orduña ha explicado que el nuevo instituto I+D ICAM “quiere ser un punto de vanguardia y un referente”, para lo cual debe impulsar una investigación jurídica “con voluntad de cambio”, teniendo en cuenta que el derecho “es adaptativo y cambiante”. De alguna manera, el objetivo es acortar la distancia que separa la realidad del derecho que la regula, creando un mecanismo de respuesta rápida a los problemas que acucian a los ciudadanos. I+D ICAM “va a aportar una investigación rápida y flexible a una situación social fluctuante que cada vez necesita respuestas más urgentes”, ha señalado el jurista, cuya propuesta pasa por optimizar la capacidad técnico jurídica y la representatividad social que atesoran los colegios profesionales para influir en la elaboración de las normas.

De esta manera, la intención es aportar “planteamientos novedosos que nos van a situar en la vanguardia para que se nos tenga en cuenta a la hora, sino de elaborar las normas, sí de plantear las soluciones”, ha precisado Orduña, que ha puesto en el punto de mira del Instituto todo lo relativo al mundo digital “que está aquí para quedarse y necesita de unos contrapesos”, y en particular al ámbito de la inteligencia artificial.

Hoja de ruta: de la rebus sic stantibus a Ucrania

Por su parte, el diputado Eugenio Ribón ha explicado con detalle algunos de los proyectos incluidos en el cuaderno de ruta del nuevo instituto de investigación del ICAM. En primer lugar, se sumará a los esfuerzos ya iniciados desde el ICAB para lograr la definitiva regulación de la rebus sic stantibus, “una asignatura pendiente de nuestro legislador que está generando una litigiosidad que detrae recursos esenciales de la Administración de Justicia, inseguridad jurídica para la ciudadanía y miles de millones de pérdidas en los inusitados episodios de pandemia o conflictos bélicos en Europa como los que estamos viviendo”, ha señalado Ribón.

Desde I+D ICAM también se hará un esfuerzo para elevar a los grupos parlamentarios una propuesta claramente articulada y definida para ofrecer una justicia de calidad y especializada a los ciudadanos en uno de los aspectos más importantes de nuestra vida como es la familia, “que está claramente desatendida”.

Asimismo, ha recalcado Ribón, para paliar la ausencia de una visión conjunta y coordinada para hacer frente a la crisis migratoria provocada por el conflicto de Ucrania, se elaborará una batería de medidas multidisciplinares concretas con el objetivo de agilizar los procesos de acogida e integración. Entre otras cuestiones, se propondrá la regulación de la patria potestad con uno solo de los progenitores, la adopción de un sistema de homologación exprés para titulaciones técnicas, la extensión del bono social a familias ucranianas en situación de vulnerabilidad o exención del Impuesto de Bienes Inmuebles a las familias que hayan cedido sus residencias o acogido a inmigrantes en sus propios hogares.

Por último, se combatirá activamente por la mejora del derecho de defensa y la verdadera igualdad de armas de la abogacía, cuestionada recientemente en el art. 118 del Reglamento que desarrolla el Estatuto del Ministerio Fiscal y por el que se arroga “privilegios exorbitantes como del tomar siempre la palabra en último lugar o permitirse el uso de la palabra cualquiera que sea el turno del interviniente”.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.