La nueva ley del juego online amenaza a los patrocinios deportivos

Por Sara Dominguez.

27 de agosto de 2020.

El ministerio de Consumo liderado por Alberto Garzón elaboró durante el pasado mes de julio un nuevo borrador del Real Decreto de Comunicaciones Comerciales de las actividades del juego. Esta normativa presentada a inicios del verano recibió el apoyo de la Comisión Europea y viene a sustituir la propuesta realizada por el propio ministerio durante el mes de febrero, que se quedó en una restricción más laxa a la publicidad de este sector.

El propio ministro, durante su presentación como cabeza del ministerio, afirmó que esta materia era una de las más importantes para su cartera, que recordemos que es de nueva creación. Una primera introducción al tema en febrero le sirvió a Garzón para recibir muchas críticas por parte de la sociedad civil, las instituciones y otros grupos políticos, que consideraban que el ministerio no estaba siendo suficientemente valiente para poner fin a la publicidad en el juego.

Recordemos que existe una preocupación generalizada y compartida por el aumento del juego de apuestas en la vida de generaciones jóvenes como forma de ocio, y que este fenómeno se ha multiplicado con el confinamiento, cuando se ha producido un cambio en el comportamiento de muchos jugadores, que han pasado de las apuestas deportivas a los juegos de casino online o el póker, entre otros.

¿Qué novedades ofrece la nueva normativa de publicidad del juego online?

La nueva versión del borrador, que se espera aprobar durante el mes de octubre, restringe los anuncios de apuestas en radio, televisión y plataformas de intercambio de vídeo entre la 1.00 y las 5.00 horas. Además, se prohíben las promociones de captación de clientes, los bonos de bienvenida, sean cuales sean las condiciones de la promoción.

La anterior propuesta era más permisiva con estos dos conceptos, pues era posible introducir publicidad en los espectáculos deportivos en directo a partir de las 20.00 horas y los bonos de bienvenido eran posibles desde los 100 euros.

De igual modo, no será admisible el patrocinio en camisetas o equipaciones deportivas ni la publicidad en los estadios. En este sentido, Garzón ha advertido a las entidades deportivas que los contratos que están firmando con casas de apuestas y empresas del sector pueden quedar invalidados una vez que se apruebe la norma.

Así, los contratos de patrocinio en los que participen operadores de juego suscritos antes de la aprobación del Real Decreto se adaptarán a lo previsto en él en el plazo de tres meses antes de su entrada en vigor. Esto nos lleva, supuestamente, a un escenario sin patrocinio de empresas del sector del juego para el año 2021.

A su vez, la publicidad deberá incluir la advertencia de que las personas menores de edad no podrán participar en actividades de juego como NetBet casino online. Otra propuesta es que las entidades que patrocinen a operadores de juego en las redes sociales con perfil de usuario solo podrán hacerlo siempre y cuando cuenten con mecanismos para evitar que su público potencial sean menores de edad.

El sector se libra de la prohibición de cierre nocturno

El 2020 parece un año cargado de noticias deportivas para el sector del juego. Sin embargo, la Comunidad Valenciana le ha ofrecido una válvula de escape. A pesar de que la administración regional continúa con su aprobación de la ley del juego, hace poco más de una semana aprobó nuevas medidas restrictivas pare frenar el coronavirus.

21 días a iniciar desde el 18 de agosto en el que se cierra por completo el ocio nocturno, se prohíbe fumar en la calle, en las terrazas, en las playas y en la vía pública cuando no se pueda garantizar la distancia de seguridad. Por otra parte, se limita a 10 personas las reuniones en espacios privados.

Estas prácticas no incluyen a las restricciones del juego, que se escapan de las limitaciones y se podrá jugar hasta la madrugada, siempre que se cumplan las medidas de higiene y distancia de seguridad adecuadas.

En este punto es importante recordar que Hacienda obliga a reflejar en la declaración de la renta todo el dinero que se gana en casinos, salas de juego, máquinas recreativas y apuestas. Sobre estos ingresos se aplica el IRPF.

En cualquier caso, si el dinero que se gana es inferior a 2.500 euros, la Agencia Tributaria no tiene medios para obligar a declarar estos ingresos y solo puede confiar en una declaración voluntaria de los contribuyentes. Además, las empresas organizadoras del juego no están obligadas a entregar ningún recibo a los jugadores.

Jugar sin publicidad

El confinamiento ha supuesto un interés creciente por los juegos de azar online. Con el inicio en unas semanas de una nueva temporada deportiva, las apuestas deportivas volverán a copar gran parte del protagonismo del sector.

En España se seguirá jugando a través de internet, pero desde octubre con menor difusión a través de la publicidad, algo que puede suponer un serio quebradero de cabeza para muchos clubes que financian parte de su presupuesto mediante esos ingresos.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.