Nueva perspectiva e ilusión para el futuro en el CGAE

_MG_5981Por Jaime Benito Hernández

Candidato a la Presidencia del CGAE

En este año 2.020 recién estrenado, en el que el mundo vive unos cambios importantes que afectarán nuestras vidas y el día a día de nuestros trabajos, es necesario que contemos con una carga de ilusión y fuerza de cara al futuro que se nos avecina, para poder encarar de la mejor manera posible los retos que nos encontremos por el camino.

Por ello, he presentado mi candidatura a la presidencia del Consejo General de la Abogacía Española, con mi intención de poder mejorar y ayudar a mis colegas de profesión, a los que tendré el honor de defender y representar si contase con el apoyo mayoritario de las Decanas y Decanos que conforman el Consejo. Las propuestas que llevo conmigo en esta candidatura, son las siguientes:

  • Recuperar el prestigio de todos y todas las que pertenecemos a este mundo de la Abogacía tan bonito y que nos llena de satisfacción, y que demasiadas veces somos maltratados por otros actores y profesionales del derecho (como jueces, funcionarios de la Administración de Justicia, Letrados de la Administración de Justicia, y fiscales), por las Administraciones Públicas, por nuestros clientes y justiciables y por la Sociedad en general.
  • Dar mayor voz y poder de decisión a los Colegios y sus Colegiad@s, ya que tod@s tenemos que estar unid@s para poder hacer frente a los diferentes retos que tenemos que afrontar en esta nueva década que ahora comenzamos; llevando a nuestra Abogacía al lugar que siempre tiene que ocupar y que nunca debió abandonar.
  • Luchar incansable hasta la consideración como Autoridad Pública del Abogad@ en el ejercicio de sus funciones, instando todas aquellas modificaciones legales que sean necesarias para conseguir tal fin. No se debe de tolerar el menosprecio, la amenaza, e incluso la agresión a nuestr@s compañer@s, por el sólo hecho de estar ejerciendo libremente la profesión que han elegido, garante de los derechos y libertades que nos ha dado Nuestra Constitución y nuestro Ordenamiento Jurídico.
  • Tener y Procurar una relación de iguales con las diferentes Administraciones Públicas. No consentiré que nos traten con el desprecio al que se han acostumbrado a tratarnos en estos tiempos.
  • Defender a capa y espada a todos los Colegios y Colegiad@s, independientemente de dónde sean, a qué rama del derecho se dediquen, y si son grandes, medianos o pequeños despachos, o abogad@s unipersonales, ya que tod@s pertenecemos a este Consejo y tenemos que estar defendidos y representados por él.
  • Actualización de los baremos que cobran l@s letrad@s adscritos al Turno de Oficio, eliminando la obligatoriedad en su prestación, e incorporando en la Ley Orgánica de Asistencia Jurídica Gratuita el cobro de los honorarios del profesional independientemente de la concesión, denegación o archivo de la solicitud del justiciable, siendo la Administración, con todos sus mecanismos e infraestructuras, la encargada de obtener del justiciable al que se le ha denegado o archivado la solicitud, el reintegro de lo abonado al profesional.
  • Luchar contra la precariedad laboral que sufren sobre todo l@s abogad@s jóvenes.
  • Luchar contra el intrusismo profesional y la competencia desleal provocada por los despachos low cost y los que hacen demandas masivas, en los que no contratan abogad@s, si no administrativos y otros perfiles profesionales, que no tienen nada que ver con la Abogacía.
  • Dar voz a todo Colegio y Colegiad@ en condiciones de igualdad, con independencia de la masa colegial que tengan.
  • Abrir el Consejo a tod@s los colegiad@s para que participen activamente en la toma de decisiones y en la vida cotidiana del Consejo a través de sus representantes colegiados, l@s decan@s de los respectivos Colegios.
  • En definitiva, hacer del Consejo General de la Abogacía Española, un consejo más abierto y participativo para todo Colegio y Colegiad@ de España, hasta conseguir que todo aquel que pertenezca a esta fabulosa Institución y Profesión, sienta como suyo el Consejo, el cual le amparará en cualquier ámbito de su carrera, defendiendo sus intereses como propios, al ser un Consejo de tod@s y para tod@s.

No quisiera terminar estas palabras, sin hacer una especial mención a mi compañera de despacho, SILVIA LÓPEZ QUIVIRA, que tanto me está ayudando en esta nueva andadura, así como a los restantes candidatas y candidatos a la Presidencia del Consejo General de la Abogacía de España, que seguro que, si salen elegidos, harán todo lo posible, o por lo menos lo intentarán, para mejorar nuestra muy honorable profesión y a todas las personas que la formamos. Pudiendo contar con mi ayuda y mi apoyo para todo lo que necesiten en aras a dicho objetivo.


9 de enero de 2020.

1 comment

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *