Altermutua, la mejor Alternativa a Autónomos

Tribuna

Voz Joven

El mercado laboral de China: análisis de sus problemas ¿Cuáles son y cómo solucionarlos?

Por Oriol Caudevilla Parellada.

1.- Introducción:

Entendemos por mercado laboral:  “The nominal market in which workers find paying work, employers find willing workers, and wage rates are determined“.[1] El mercado laboral es un ente muy complejo, puesto que de él dependen muchas personas: los trabajadores, por un lado, quienes por supuesto aspiran a obtener salarios lo más elevados posibles como retribución por sus horas de artículo (y por ende también aspirarán a obtener mejoras en sus prestaciones sociales) y, por otro lado, los empleadores, para quienes los aumentos de los precios supondrán una reducción de las ganancias (reducción que a la larga le pueden llevar a plantearse reducir su plantilla, e incluso deslocalizar su producción a otro país cuyos costes laborales sean inferiores).

En este breve artículo no pretendo analizar todos los aspectos del mercado laboral chino, porque ello implicaría realizar un estudio extremadamente extenso; mi objetivo es centrarme solamente en el análisis de los principales problemas que afectan al mercado laboral chino: cuáles son estos problemas, sus perspectivas, y cuáles pueden ser, en mi opinión, sus soluciones.

La regulación jurídica del mercado laboral chino no será estudiada con profundidad en este artículo, dejo su estudio para posteriores artículos. Si en Occidente le hablamos a otra persona  del mercado laboral chino, la primera idea que probablemente le vendrá a la mente a nuestro interlocutor serán cuestiones como “ausencia de derechos laborales”, “jornadas laborales abusivas”, “sobreexplotación”… Sin ir más lejos, el pasado día 11 de enero La Vanguardia[2] publicó una interesante noticia titulada “China supera a EEUU y ya lidera el comercio mundial”, en la cual el comentario realizado por un lector más bien valorado por otros internautas rezaba así: “ China es un país levantado a pulso por la fuerza y el esfuerzo de mil quinientos millones de esclavos, sin seguro médico universal, sin derechos laborales, con turnos y condiciones de trabajo extenuantes y demenciales, con una contaminación industrial venenosa, sin escrúpulos

Es rotundamente falso que en China no exista una legislación laboral (que ésta es perfeccionable es muy cierto, sin duda, de igual modo que la legislación laboral española también lo es en algunos aspectos). Toda la legislación laboral china se encuentra recogida en la web Doing Business, en su apartado “Law Library”[3], y se encuentra muy bien resumida en el paper “China Employment Law Guide” elaborado por Baker& McKenzie[4] .

A modo de resumen, voy a puntualizar que:

  • En China sí existe un sistema de seguridad social, pero aún se encuentra en construcción. En la medida que las empresas eran públicas en su mayoría, éstas ya proveían al trabajador de prestaciones sociales, pero con el cambio de modelo económico operado en China los últimos 20 años, el sistema anterior se ha empezado a tambalear; en consecuencia, poco a poco (sobre todo después de 2010) se está intentando implementar un sistema que asegure pensiones de jubilación, atención médica, subsidio de desempleo y subsidio en caso de maternidad, pero las coberturas aún no son ni mucho menos universales.
  • La jornada laboral no puede exceder de 8 horas por día y de un total de 40 horas semanales.
  • No obstante, los empleadores pueden requerir a los empleados que trabajen por encima de esta jornada laboral máxima sin ninguna remuneración extra si el conjunto de horas trabajadas en un periodo de tiempo determinado no excede el límite total de horas que he establecido en el punto anterior. Si las excede, éstas deberán remunerarse.
  • En cuanto a los días de descanso, todo trabajador debe tener por lo mínimo un día de descanso por semana, que puede ser cualquier día.

Tampoco voy a tratar de forma específica otra cuestión relevante del mercado laboral chino, las diferencias entre los trabajadores del sector público y los trabajadores del sector privado. Se trata de un tema muy interesante, porque, a pesar de que los sueldos de los trabajadores del sector privado son superiores a los del sector público, en el sector privado no se goza de mecanismos de protección social de los que sí se dispone en el sector público.

2.- Los principales problemas del mercado laboral chino:

En mi opinión, el mercado laboral chino presenta 3 problemas claros, que pueden suponer, en mayor o menor medida, un grave problema para el futuro de China si las autoridades no les prestan la debida atención, a saber:

  • El aumento de los costes salariales.
  • El envejecimiento de la población china.
  • La (aún) poca protección social de los trabajadores chinos.

2.1.- El aumento de los costes salariales.

El aumento de los costes salariales es, paradójicamente, un problema para el mercado laboral chino, al mismo tiempo que es también beneficioso en otros aspectos.

Desde 2004, el aumento de los salarios en China ha sido del 14’3% anual para el sector público y del 18’3% anual para el sector privado[5].

Los aspectos beneficiosos del aumento salarial parecen claros: suponen una mejora de la calidad de vida para los trabajadores, y esta mejora de la calidad de vida se traduce también en un mayor poder adquisitivo, mayor poder adquisitivo que permitirá desarrollar de forma rápida y eficiente el consumo interno en China, que es unos de los principales objetivos actuales del Partido Comunista.

No obstante, como he indicado, este aumento de los costes salariales supone también un problema para el mercado laboral chino, en la medida que está provocando que muchas empresas decidan abandonar China, deslocalizándose a países del sureste asiático como Vietnam, Tailandia o Filipinas que ofrecen unos costes laborales inferiores a los de China. Esta deslocalización, por supuesto, es un gran problema para el mercado laboral chino, en la medida que, si se van empresas del país (normalmente empresas de manufacturas que emplean a muchos trabajadores), la economía china se resiente y además genera un mayor desempleo.

Tal y como nos indica el artículo “The End of Cheap Labor”[6], “As China crosses the line from being an economy with plentiful low-cost labor to one with higher-cost workers, the implications for both China and the global economy could be far reaching.­“.

En consecuencia, el actual modelo de crecimiento chino, basado en el aumento del número de trabajadores involucrados en la producción (el llamado factor input accumulation) no podrá seguir siendo sostenible, de tal modo que China deberá adoptar un modelo que utilice los recursos de un modo más eficiente y apueste más por el consumo privado en detrimento de la inversión.

Si aumentan los costes salariales en China, tal y como ya está ocurriendo, los productos chinos devienen menos atractivos en los mercados globales

Mitali Das y Papa N’Diaye afirman que China  cruzará entre 2020 y 2025 el Punto de Inflexión de Lewis: Sir Arthur Lewis estableció en 1954 que las economías en desarrollo se caracterizan por tener dos sectores bien diferenciados: un sector de baja productividad con un exceso de mano de obra (la agricultura, en el caso de China) y un sector altamente productivo (la industria manufacturera en el caso de China), cuya alta productividad es beneficiosa debido al exceso de trabajadores que puede emplear como consecuencia de los bajos salarios. Como la productividad aumenta más rápidamente que los salarios, el sector de alta productividad es más beneficioso de lo que lo sería si la economía empleara al 100% de los trabajadores. No obstante, a medida que el nombre de trabajadores “excesivos” disminuye, los salarios empiezan a aumentar, reduciendo los beneficios y reduciendo la inversión. Es en este punto cuando se afirma que una economía ha cruzado el Punto de Inflexión de Lewis.

Por lo tanto, tal y como acabamos de ver, el  aumento de los costes salariales tiene mucho que ver con el punto 2, en la medida que la reducción de la mano de obra disponible es la principal causa del aumento de los salarios.

2.2.- El envejecimiento de la población china.

Como vimos en clase, la economía china, desde su apertura 30 años atrás, ha evolucionado de forma realmente destacable e impresionante. No obstante, ¿qué ocurrirá cuando toda la mano de obra que ha contribuido al desarrollo de China se jubile?

¿Habrá suficiente población joven para ocupar su lugar? O, por el contrario, y más teniendo en cuenta que desde 1980 se ha venido aplicando la política del hijo único, ¿faltará mano de obra?

La población actual de China es de aproximadamente 1.340 millones de habitantes, de los cuales 980 millones son población activa[7]. A lo largo de estos últimos 30 años, la mano de obra chino se ha mostrado perfectamente capacitada para atender las demandas del mercado de artículo chino, sobre todo de su  sector industrial, potente y en constante crecimiento. Es decir, a lo largo de los últimos 30 años la mano de obra disponible ha satisfecho todas las demandas del mercado laboral, ¿pero seguirá siendo así en los próximos años?

Este progresivo envejecimiento de la población se debe a la reducción de la natalidad y al aumento de la esperanza de vida. El dramático aumento de población que se produjo en China entre 1950 y 1975 condujo a la aplicación de ciertas políticas, como la Política del Hijo único en 1980, que a corto plazo resultaron beneficiosas, pero que a largo plazo pueden acarrear graves problemas a la economía china. La Política del Hijo Único, si bien sigue vigente, se acaba de suavizar, con la esperanza de que aumente poco a poco la natalidad, porque China necesitará más mano de obra.

El siguiente gráfico nos muestra las cuestiones que acabo de comentar; debido al aumento de las condiciones de vida, la esperanza de vida irá progresivamente en aumento, aumentando de forma clara la población mayor de 60 años; pero, por el otro lado, la población menor de 15 años se irá reduciendo paulatinamente, provocando una distorsión en la pirámide de población china; así, si la esperanza de vida en China era de 35 años en 1949[8], actualmente es de 75 años y se prevé que en 2050 sea de 80 años.[9]

GRÁFICO NÚMERO 1: China's demographic shift, 1950-2050.  Fuente: KPMG.

GRÁFICO NÚMERO 1: China’s demographic shift, 1950-2050. Fuente: KPMG.

Porcentualmente, en 2010 el 70% de la población china se encontraba dentro de la edad laboral (15-63 años), encontrándonos solamente un 19% de la población menor de 15 años y un 11% de población mayor de 63 años[10]. No obstante, se prevé que en 2050, como he indicado, el número de ciudadanos mayores de 60 años se triplique, llegándonos a encontrar con 400 millones de personas en edad de jubilación, una cantidad de población mayor que la población entera de todos los EEUU.

GRÁFICO NÚMERO 2: China's population shift, 1950-2050.  Fuente: KPMG.

A partir de 2015, el número de trabajadores en China empezará a estancarse, empezando a descender de forma destacada a partir de 2025. Las predicciones nos muestran que entre 2020 y 2050 se reducirá la mano de obra en 200 millones de personas, lo que supone una reducción de un 20%, aproximadamente, una cifra nada despreciable.

Los expertos, entre ellos la consultora KPMG[11], predicen que las áreas de la economía y de la sociedad que se verán más afectadas por este descenso de la población serán las siguientes:

  • Los salarios: a medida que la mano de obra vaya descendiendo, se va a producir un aumento salarial, puesto que la demanda de trabajadores seguirá siendo la misma, pero habrá menos trabajadores disponibles. Este aumento del nivel salarial tiene muchos efectos positivos, por supuesto (aumento del nivel de vida, aumento del consumo interno…), pero tiene las desventajas analizadas en el punto 2.1 (la deslocalización de empresas de China a otros países del sureste asiático).
  • Obligará a los empresarios a realizar una mayor especialización de la mano de obra disponible, lo cual aumenta los gastos de producción.
GRÁFICO NÚMERO 3: China's working-age population and forecast, 1950-2050.  Fuente: KPMG.

GRÁFICO NÚMERO 3: China’s working-age population and forecast, 1950-2050. Fuente: KPMG.

2.3.- La (aún) poca protección social de los trabajadores chinos.

Si bien en la introducción he indicado que la legislación laboral china dista mucho de ser tan poco completa como algunas personas desinformadas suelen afirmar, no es menos cierto que aún falta mucho para que China disponga de una legislación laboral equiparable a la europea, no sólo sobre el papel, sino también en la práctica.

Y, dentro de la aún deficiente protección social de los trabajadores chinos, debemos destacar la gran diferencia existente entre los trabajadores del medio rural y los trabajadores urbanos. Así, excepto por un pequeño grupo de trabajadores de empresas públicas o de empresas colectivas del medio rural, las pensiones para los habitantes del medio rural están lejos de las pensiones de los residentes urbanos.

Este hecho es problemático, en la medida que dificulta la creación de un mercado interior chino potente. Si una parte de la población, la rural, no puede acceder al consumo interno en condiciones similares a los habitantes urbanos, entonces la situación deviene problemática.

3.- Posibles soluciones:

3.1.- Para el aumento de los costes salariales.

Como ya indiqué en el punto anterior, hablar de frenar el aumento de los costes salariales puede parecer paradójico, pero el aumento de los salarios presentan una clara vertiente negativa, ya analizada, que es la que debemos intentar frenar.  A continuación propongo algunas posibles soluciones:

ü  Si dijimos en el punto anterior que el principal motivo de aumento de los salarios en China es el envejecimiento de su población, entonces frenar el envejecimiento de su población puede ser una solución al aumento de los costes salariales. Las soluciones para frenar el envejecimiento de la población china las indico en el siguiente punto.

ü  Si China no logra reducir el aumento de los costes salariales (porque, ¿hasta qué punto le conviene reducir los costes salariales si ello implica reducir el poder adquisitivo de su población y reducir por lo tanto el consumo interno?),  China deberá adoptar un modelo que utilice los recursos de un modo más eficiente y apueste más por el consumo privado en detrimento de la inversión.

3.2.- Para el envejecimiento de la población china.

Como hemos visto, el envejecimiento de la población china es un grave problema al que se enfrenta China.) Tras haber leído los materiales, he estado pensando algunas posibles soluciones (de hecho, no creo que haya realmente ninguna solución per se, sino que solamente podemos pensar en mecanismos que mitiguen los efectos de lo que parece que va a ocurrir, porque cambiar completamente una tendencia me parece harto difícil).

El aspecto positivo es que la amenaza no es inminente, porque, como vimos, este cambio demográfico empezará a acusarse a partir de 2025, y no sería hasta 2050 cuando se materializarían las peores previsiones, de tal modo que, si bien quizás no podemos invertir totalmente la tendencia, por lo menos podemos reaccionar parcialmente:

ü  La primera solución consistiría en el retraso de la edad de jubilación. Esta impopular medida ya se ha aplicado recientemente a lo largo de Europa. Y es que la edad actual de retiro en China teóricamente es a los 50 años para las mujeres trabajadoras, 55 años para las mujeres funcionarias y 60 años para los hombres[12].

Esta edad de jubilación estaba pensada para aquellas épocas en las cuales la esperanza de vida era muy inferior a la actual. Actualmente, al esperanza de vida en China, sobre todo en las grandes ciudades, es similar a la de muchos países occidentales, pero en cambo su edad de jubilación es mucho más baja que en Europa, Japón y EEUU.

Alargar la edad de jubilación mitigaría un poco el problema antes visto, en la medida que provocaría que la mano de obra no se redujera de un modo tan drástico.

ü  La segunda solución podría ser la supresión total de la política del hijo único. Si bien hace pocas semanas el Gobierno Chino ha anunciado su relajación (ahora, si el esposo y la esposa son hijos únicos, se les permitirá que tengan 2 hijos y no uno solo), aún no me parece suficiente. La política del hijo único ya ha logrado los objetivos perseguidos, pero el problema de China ahora es otro, de tal modo que creo que se tendría que suprimir esta política y permitir que todos los padres tengan los hijos que deseen.

No creo que el aumento de la natalidad fuera descontrolado, pero sí sería suficiente como para proveer al mercado laboral de más mano de obra en el futuro. No es una medida cuyo alcance práctico sea visible de inmediato, ya que los niños nacidos hoy no accederían al mercado laboral por lo menos hasta 2030.

ü  Importación de mano de obra: si bien China se ha caracterizado históricamente por ser un país exportador de mano de obra, es posible que, si las dos primeras medidas no fueran suficientes, tuviera que recurrir a la inmigración. En este caso, debería realizar políticas destinadas a atraer trabajadores extranjeros, de forma controlada.

Se trata sin duda de una solución que en estos momentos supongo que no contaría con el respaldo de muchos ciudadanos chinos, al no estar acostumbrados a ella, pero la realidad es que la situación del mercado laboral chino puede demandar la aplicación de esta medida.

ü  La automatización y mecanización: si la mano de obra se reduce, las empresas se podrían plantear paliar esta diminución recurriendo a un sistema productivo mucho más mecanizado que el actual. Esto implica, por supuesto, realizar un importante desembolso en I+D, desembolso que debería empezarse a producir ya pronto.

Japón ya lleva tiempo aplicando esta solución, porque el envejecimiento de su población es un problema con el que Japón ya está empezando a enfrentarse y con el que se enfrentará de forma aún más clara en los próximos años.

Si estas posibles soluciones se pudieran llegar a aplicar, el problema del envejecimiento de la población quedaría, en mi opinión, muy mitigado.

3.3.-Para la  (aún) poca protección social de los trabajadores chinos.

La solución es puramente legislativa: el gobierno debe crear mayores mecanismos de protección social, no  ya pensando solamente en el importante bienestar de los trabajadores y sus familias, sino teniendo también en mente que, cuanto más rica sea la población, más consumirá. Y en un panorama como el actual, en el cual el gobierno chino quiere priorizar el consumo interno y depender menos de las exportaciones, el hecho de disponer de una masa de población con un mayor poder adquisitivo resulta esencial. Ringen y Ngok[13] nos indican que: “With the provisions that are now in place, China is moving towards near universal  access to basic components of social protection“. Probablemente China quiere llegar a un sistema universal, pero de momento no lo es.

4.- Conclusiones:

A lo largo de este breve artículo he intentado exponer los principales problemas que afronta el mercado laboral chino y he establecido posibles soluciones. El listado de soluciones no es exhaustivo, en la medida que se trata de soluciones que he aportado, de entre muchas otras (y probablemente mejores) que debe haber.

La cuestión es que China debe ver que su mercado laboral está cambiando, porque su economía y su sociedad están cambiando a pasos agigantados. De todos modos, la mayor forma de solucionar un problema es detectarlo. SI China localiza los 3 problemas que he indicado (y otros muchos que debe haber), entonces establecer las soluciones les resultará relativamente sencillo. En algunos casos parece que ya han detectado el problema, pero la solución no ha sido suficientemente atrevida, como ha ocurrido en el caso de la política del hijo único. Ésta ha sido relajada, pero considero (y muchas parte de la sociedad china también) que debería ser totalmente suprimida, porque si no el problema de falta de mano de obra será grave.

5.- Bibliografía.

(i) Obras consultadas:

BLUNDELL, Richard y MaCURDY, Thomas,” The New Palgrave Dictionary of Economics,” Ed. MacMillan, Nueva York, 2a edición, 2008.

(ii) Artículos periodísticos:

“Ageing China: Changes and challenges”, en BBC News, 2013.

<http://www.bbc.co.uk/news/world-asia-19630110>

“Retirement age will be pushed back’, en China Daily.

<http://www.china.org.cn/china/2011-03/22/content_22190715.htm>

CHEN, Xin,  ‘Labor force at turning point’, en China Daily .

<http://www.chinadaily.com.cn/china/2012-11/06/content_15877133.htm>

HAN, Dongping. ‘China’s past century: On CPC’s 90th birthday’, en China Daily .

<http://www.chinadaily.com.cn/opinion/2011-07/01/content_12817726.htm>

(iii) Artículos de obras académicas:

Baker&Mc.Kenzie LLP, China employment Law guide. Chicago, 2013.

<http://www.bakermckenzie.com/files/Uploads/Documents/North%20America/DoingBusinessGuide/Dallas/br_china_employmentlawguide_13.pdf>

BLOOM, David E., CANNING, David,  y FINK, Günther. ‘Population Aging and Economic Growth’, 2008.

<http://www.hsph.harvard.edu/pgda/WorkingPapers/2008/PGDA_WP_31.pdf>

DAS, Mitali y N’DIAYE, Papa, “The End of Cheap Labor”, en Finance&Development, junio de 2013, volumen 50, número 2. < https://www.imf.org/external/pubs/ft/fandd/2013/06/das.htm>

KPMG, “China’s labor force: What happens when China’s workers retire?”, en China 360.Julio de 2013.

<http://www.kpmg.com/CN/en/IssuesAndInsights/ArticlesPublications/Newsletters/China-360/Documents/China-360-Issue10-201307-labor-force.pdf>

RINGEN, Stein y NGOK, Kinglun, “What kind of welfare state is emerging in China?”, en The social security in China project. Oxford University. Enero de 2013.<http://www.sant.ox.ac.uk/asian/ChinaWelfareStateII.pdf>


[1] BLUNDELL, Richard y MaCURDY, Thomas,” The New Palgrave Dictionary of Economics,” Ed. MacMillan, Nueva York, 2a edición, 2008.

[2] “China supera a EEUU y ya lidera el comercio mundial”, publicado en La Vanguardia, 11 de enero de 2014. <http://www.lavanguardia.com/economia/20140110/54397954190/las-exportaciones-chinas-crecieron-el-7-9-por-ciento-en-2013.html>

[5]  CHEN, Xin,  ‘Labor force at turning point’, en China Daily .

<http://www.chinadaily.com.cn/china/2012-11/06/content_15877133.htm>

[6] DAS, Mitali y N’DIAYE, Papa, “The End of Cheap Labor”, en Finance&Development, junio 2013, volumen 50, número 2.

< https://www.imf.org/external/pubs/ft/fandd/2013/06/das.htm>

[7] “Ageing China: Changes and challenges”, en BBC News, 2013.

<http://www.bbc.co.uk/news/world-asia-19630110>

[8] BLOOM, David E., CANNING, David,  y FINK, Günther. ‘Population Aging and Economic Growth’, 2008.

<http://www.hsph.harvard.edu/pgda/WorkingPapers/2008/PGDA_WP_31.pdf>

[9] HAN, Dongping. ‘China’s past century: On CPC’s 90th birthday’, en China Daily .

<http://www.chinadaily.com.cn/opinion/2011-07/01/content_12817726.htm>

[10] Fuente: Naciones Unidas.

[11] KPMG, “China’s labor force: What happens when China’s workers retire?”, en China 360.Julio de 2013.

<http://www.kpmg.com/CN/en/IssuesAndInsights/ArticlesPublications/Newsletters/China-360/Documents/China-360-Issue10-201307-labor-force.pdf>

[12] Retirement age will be pushed back’, en China Daily.

<http://www.china.org.cn/china/2011-03/22/content_22190715.htm>

[13] RINGEN, Stein y NGOK, Kinglun, “What kind of welfare state is emerging in China?”, en The social security in China project. Oxford University. Enero de 2013.

<http://www.sant.ox.ac.uk/asian/ChinaWelfareStateII.pdf>

 

One Response to El mercado laboral de China: análisis de sus problemas ¿Cuáles son y cómo solucionarlos?

  1. Pingback: La Xina genera 10 milions de llocs de treball | El Transeconòmic

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *

*

Podeu fer servir aquestes etiquetes i atributs HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>