Montero Aramburu incorpora al exmagistrado del Tribunal Supremo Rafael Fernández Valverde

Redacción.

El despacho de abogados Montero Aramburu ha incorporado al exmagistrado del Tribunal Supremo Rafael Fernández Valverde, quien se une a la oficina de Sevilla de la firma en calidad de consejero del área de Derecho Administrativo.

Con anterioridad a su carrera como miembro del Alto Tribunal, Fernández Valverde ocupó el cargo de magistrado de la Audiencia Nacional -en ambos en la Sala de lo Contencioso-Administrativo-, así como el de vocal del Consejo General del Poder Judicial.

Rafael Fernández Valverde

Académico de número de la Academia de Legislación y Jurisprudencia de Las Palmas de Gran Canaria, Fernández Valverde es profesor asociado de las universidades de La Laguna, Las Palmas de Gran Canaria y Complutense de Madrid, impartiendo las asignaturas de Derecho Administrativo y Constitucional, y profesor de la Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA). El exmagistrado ha impartido numerosos cursos de formación en diversas Administraciones públicas e intervenido en diversos másteres de universidades y entidades privadas. Asimismo, es autor de más de cuarenta publicaciones (individuales y colectivas) en el ámbito del Derecho Público, habiendo colaborado con varias revistas especializadas.

Fernández Valverde es miembro del comité de expertos para la modificación del Estatuto de Autonomía de Canarias, posee la Cruz Distinguida de primera Clase, la Gran Cruz de San Raimundo de Peñafort y la Medalla de Oro del Mérito a la Justicia, concedida por el Gobierno de Canarias.

Leonardo Neri y Javier Valdecantos, socios directores de Montero Aramburu, afirman que “la incorporación de Rafael responde a la estrategia de atraer a los profesionales de más alto prestigio para consolidarse como una de las firmas de referencia a nivel nacional. La experiencia y amplios conocimientos de Rafael como miembro de la carrera judicial supondrán, sin duda, un altísimo valor para nuestro bufete y sus clientes”.

Montero Aramburu, que está en plena conmemoración de los 50 años desde su fundación en Sevilla en 1971, se ha convertido en uno de los principales despachos de abogados del mercado español y bufete de referencia en Andalucía y Canarias. Se sitúa en el ‘top 15’ de las firmas españolas por volumen de negocio en el territorio nacional al alcanzar un crecimiento sostenido en los dos últimos ejercicios. En concreto, la firma cerró el ejercicio 2021 con una facturación de 19,3 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 14,4% con respecto al año anterior, en el que ingresó 17,1 millones de euros.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.