One Day Compliance Barcelona: “El Compliance es una ayuda para todos los departamentos”

Redacción.

El One Day Compliance Barcelona ha vuelto. En su quinta edición, coorganizada por la delegación de Cumplen en Cataluña y Esade Law School, grandes profesionales del sector han abordado los retos de la profesión, la situación normativa y las tendencias de futuro en el Esade Forum de Barcelona.

Joaquim Clavaguera i Vilà, secretario general del Departamento de Justicia de la Generalitat; David Velázquez Vioque; director del Máster Universitario en Abogacía y profesor Derecho Penal económico-Compliance en Esade Law School; Carlos A. Sáiz Peña, presidente de Cumplen y socio de Ecix Group, y Miquel Fortuny Cendra, socio director de Fortuny Legal y delegado de Cumplen Cataluña, han inaugurado el evento. En sus palabras de bienvenida, el presidente de Cumplen ha destacado que hoy en día “tenemos herramientas para que los sistemas de Compliance sean reales y escalables y que aporten valor no solo a la organización, sino también a la sociedad”.

One Day Compliance

Durante la primera mesa redonda, Miriam Porres Faba, directora de RSC y Cumplimiento en Sorigué y delegada Dirse Cataluña, ha afirmado sobre las funciones del compliance officer que “no se trata de dividir las funciones de cada departamento, sino de trabajar juntos”, porque “ahí reside la dificultad y, a la vez, el valor que aportamos”. Por su parte, Anabel Casahuga Montserrat, chief compliance officer en Abertis Infraestructuras SA, ha apuntado que “debe haber una comunicación diaria, coordinación e integración, que no debe confundirse con una fiscalización”. Nydia Niella Quintín, compliance officer en Cobega, SA, ha incidido en que “es importante hacer ver que el Compliance no es un trámite burocrático, sino una ayuda para todos los demás departamentos”. También ha considerado que es necesario un estatuto que regule la función del compliance officer para apoyar su independencia con respecto a los demás departamentos de la organización”. Sin embargo, Anabel Casahugalo ha descartado. “Seguramente se pueda mejorar el marco jurídico que regula sus funciones, pero no veo necesario un estatuto específico”.

Posteriormente, se ha debatido sobre la importancia de los estándares normativos. “Es esencial, por un lado, la trazabilidad de la adopción de decisiones en el funcionamiento y la actividad ordinaria de la sociedad y, por otro, el recorte, que es lo que puede generar mayor resistencia por el esfuerzo y el tiempo adicional que requiere. Hay que tratar de alcanzar un equilibrio que no lleve a la parálisis por análisis”, ha señalado Javier Gutiérrez de Cabiedes, Head of Legal Retail Business and Litigation Practice en Caixabank. A juicio de Anna Mayoral Mir, Legal & Compliance – DPO del RCD Espanyol de Barcelona, “necesitamos más recursos tecnológicos. La gestión actual del Compliance con la inmensa cantidad de información que hay es extremadamente difícil sin las herramientas adecuadas”. Por su parte, Mayrata Conesa Alagarda, manager de Compliance y Buen Gobierno en AENOR, ha destacado que “cuando hablamos de estándares normativos, hay que tener en cuenta que son la tela con la que cada organización deberá hacer su traje a medida. Cada uno debe moderar las obligaciones que genera con sus propias normas internas para no diseñar un traje que apriete demasiado a la organización”.

La Directiva Whistleblowing, un paso más

El Compliance Penal también se ha hecho hueco en esta cita. “Los planes de compliance deberían estar más enfocados en los altos cargos, quienes tienen especial responsabilidad en este aspecto en las organizaciones”, ha afirmado el magistrado de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional Eloy Velasco Núñez. Además, el chief governance and legal officer de Seat y Cupra, Thomas Meiers, ha apuntado que “el sistema de denuncias de las grandes empresas ha sufrido un notable desarrollo en los últimos años. La Directiva Whistleblowing es un paso más en este gran avance que están experimentando las multinacionales”.

Sobre la debida diligencia en las investigaciones internas’, Olga Fraga Gómez, abogada penalista y Compliance en Deloitte Legal, ha indicado que “no se trata solo de lograr un buen diseño, sino de alcanzar una buena implementación”. En este sentido, Noelia Romero García, socia directora de Be compliance, ha agregado que “las investigaciones permiten detectar y mitigar los riesgos, mediante grupos focales y herramientas preventivas para tener una foto global. La principal herramienta es el canal de denuncias”. Lo más importante en la debida diligencia, ha agregado Francisco Oviedo Gutierrez, customer success manager y Compliance expert en Experian, “es el reto de la resistencia al cambio a la que podemos tener que hacer frente”.

Desconocimiento sobre los planes de igualdad

La última sesión de debate se ha centrado en el Compliance laboral. Ignacio Esteban Ros, socio de la práctica de Derecho Laboral de Garrigues, ha destacado dos grandes retos. “En primer lugar, la rama laboral suele ser la gran descuidada en materia de cumplimiento normativo y, por ello, supone un reto poner el Compliance laboral en el lugar que le corresponde. En segundo lugar, destacar la enorme profusión de normas de contenido laboral que se han dictado en los últimos años, lo cual de genera una gran inseguridad jurídica”.

Por su parte, Itziar Redas Retuerto, directora del departamento jurídico y laboral en Pimecha añadido otro reto, la igualdad. “El Real Decreto-ley 6/2019 aporta el plan de igualdad obligatorio para empresas de más de 50 personas y el registro salarial. Hay mucho desconocimiento en torno al registro del plan de igualdad y las sanciones por no hacerlo son muy elevadas”.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.