Antonio Almendros Abogados aterriza en Madrid

Redacción.

Antonio Almendros Abogados, boutique legal especializada en Derecho mercantil y concursal, da el salto a la capital desde su fundación en 2012 en Mallorca, donde ha acompañado y asesorado a sus clientes en casos de alta complejidad, sobre todo, en el sector económico y turístico.

La firma, liderada por el abogado Antonio Almendros, con más de 15 años de ejercicio, cosecha gran experiencia en temas de insolvencia y reestructuración; conflictos entre socios; responsabilidad de administradores; compraventa y fusión empresarial; inversiones extranjeras y nacionales, y defensa y reclamación de derechos e intereses en procesos y litigios.

“Con este paso perseguimos asentarnos como reconocido despacho profesional que presta servicios legales estratégicos de la máxima calidad, convirtiéndonos en un socio externo de confianza de nuestros clientes y de apoyo y acompañamiento a sus decisiones de negocio, crecimiento y conservación de su patrimonio jurídico empresarial”, explica Almendros.

Trayectoria profesional

Preguntado por el motivo que le ha llevado a dar el paso de asentarse en la capital, en concreto, en la Calle Serrano 110, el socio de la firma explica que después de ejercer durante más de 5 años en Madrid como Administrador Concursal en más de una decena de concursos de empresas de la capital, “había llegado el momento de poner nuestro conocimiento especializado y experiencia al servicio de los empresarios madrileños, siendo conscientes de que estamos y vamos a vivir grandes desafíos y oportunidades en los próximos meses y próximos años”.

Antonio Almendros es miembro de la Union Internationale des Avocats (UIA) y miembro de la Asociación de Derecho de la Insolvencia Balear (ADIB).Antes de fundar Antonio Almendros, anteriormente ejerció en Roderick Abogados; fue abogado asociado de Dictum Abogados (2012); socio de De Ruiz Abogados & Asesores Tributarios (2005-2011) y formó parte del Departamento civil-mercantil de Foro Abogados & Economistas (2002-2005).

“Nuestro despacho profesional se asienta sobre los siguientes tres valores fundamentales: inteligencia analítica, creativa y resolutiva, integridad y tenacidad. No tenemos límites, pero lo que tenemos claro es que no queremos perder nuestra esencia de despacho cercano, personal y directo. Por ello, no tenemos tanto el foco en nuestro crecimiento, sino en el de nuestros clientes”, concluye.

1 comment

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.