El ICAIB rinde justo homenaje a la abogacía del turno de oficio

Redacción.

Con motivo de la decimoprimera edición del Día de la Justicia Gratuita y el Turno de Oficio, el Ilustre Colegio de Abogados de las Islas Baleares (ICAIB) rindió ayer un homenaje “justo y merecido” a la abogacía de oficio, colectivo que, a juicio del decano, Martín Aleñar, es, posiblemente, el mejor ejemplo de la función social que tiene asignada la abogacía: la defensa de los derechos de las personas y la contribución a la “justicia más pura, aquella que es igual para todos”.

El acto se inició con la lectura del Manifiesto de la Abogacía Española ante el Día de la Justicia Gratuita y siguió con la entrega, a los señores Manuel Hernández Núñez, comisario jefe del Cuerpo Nacional de Policía de Ibiza, y Pedro Vidal Monserrat, funcionario de la Abogacía del Estado, de los Premios Turno de Oficio 2021, unos premios creados en 2016 para reconocer a aquellas personas que, no siendo abogados del turno de oficio, sí se distinguen por su colaboración con ellos, por el profundo respeto hacia la labor de la defensa y por su contribución, desde sus respectivos cometidos profesionales, al buen funcionamiento del servicio de justicia gratuita en las islas.

Acto seguido se procedió a entregar las placas de reconocimiento a tres de los cinco letrados que este año, y en representación de todo el colectivo, se significan por su trayectoria en el turno de oficio, un servicio, dijo el decano, integrado por profesionales “que se dejan la piel en cada asunto, incluso en las circunstancias más adversas”, porque son dueños de “un compromiso inquebrantable con la defensa de aquellos que más nos necesitan”. En 2021 la Junta de Gobierno ha acordado reconocer, por su contribución al funcionamiento eficaz de la justicia gratuita, y en nombre de todo el colectivo, a Fernando Carretero Juanals, Francisco Juan Carrión Orfila, Catalina Morro Cladera, María Ribas Roig y María Isabel Rosselló Febrer.

La celebración se cerró con el discurso del decano, quien valoró el homenaje a la abogacía de oficio como un acto justo que merecen cada abogado y abogada de oficio. “Vuestro trabajo – aseguró Marín Aleñar-, sirve para demostrar que los derechos de las personas no se pierden tras una economía maltrecha o una situación de vulnerabilidad. Que no hay ciudadanos de primera ni de segunda. Y que hay abogados, como dice el lema de la actual edición de la jornada, capaces de cambiar historias de vida”.

Necesaria reforma de la ley de asistencia jurídica gratuita

No faltaron en las intervenciones referencias a una realidad que se prolonga durante demasiado tiempo, como es que “los baremos que se utilizan para retribuir las actuaciones del turno de oficio siguen estando muy lejos del valor real de los servicios que se prestan”, o el hecho de que aún haya actuaciones que se realizan, pues son necesarias para la defensa y que, en cambio, el ministerio no prevé para el pago.

“El buen funcionamiento del sistema – se dice en el manifiesto- no es excusa para que no se aborden las urgentes reformas de una ley que ya ha cumplido 25 años”. “Las lagunas existentes – se añade en el documento- son demasiado importantes para solucionarlas a base de parches legislativos, motivo por el que exigimos la reforma en profundidad de la ley de justicia gratuita e instamos a los poderes públicos a ofrecer el trato digno y justo que merecen quienes hacen posible el loable objetivo de procurar una justicia igual para todos.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.