Una introducción al marketing online para abogados

Redacción.

La competencia en el sector de los profesionales del Derecho es cada vez más dura y sus técnicas más precisas. Las grandes alianzas están a la orden del día, lo cual lleva a los abogados independientes un paso más cerca de la invisibilidad cada día. Por tales razones, recurrir a las herramientas de marketing en los despachos de abogados se ha vuelto una tarea imprescindible dentro de las buenas prácticas de los profesionales que tomen la decisión de mantenerse competitivos. En este artículo, explicaremos de qué se trata el marketing para este grupo de profesionales y abordaremos las herramientas y recursos disponibles en el mercado. 

¿En qué consiste el marketing jurídico?

El marketing online jurídico es un conjunto de tácticas, estrategias y acciones, que tienen como meta la tracción de clientes hacia el profesional, para que este pueda vender sus servicios a más personas. En otras palabras, el objetivo final es ampliar la cartera de clientes del profesional con el propósito de aumentar y consolidar la reputación del profesional, así como también de incrementar sus ingresos económicos. 

El mercado de hoy en día ya no funciona de la forma tradicional a la que estábamos habituados, la cual consistía en abrir las puertas de nuestro bufete y allí esperar tranquilamente hasta que aparecieran los clientes; ahora hay que diseñar un meticuloso y acertado plan de marketing, con la finalidad de salir a buscar a nuestros clientes. 

El comportamiento del consumidor actual, tanto de productos como de servicios, ha cambiado de forma sustancial: ya no sale a buscar lo que necesita, porque las ofertas llueven en su móvil. El profesional que hoy quiere promocionar y vender sus servicios, debe encontrar la forma de aterrizar en el lugar justo en el que sus potenciales clientes tienen los ojos. ¿Cuáles son esos lugares? Fundamentalmente en Google, a diferencia de otros sectores, normalmente en las redes sociales se genera menos negocio que en las búsquedas a través de Google.

Es por ello que en primera instancia Google My Business y para los despachos que quieran ir un paso más allá las páginas web. Contar con un blog y web donde se expliquen los servicios que ofrece el bufete es claves. No obstante, la página web por sí sola únicamente sirve como tarjeta de visita o presentación, lo realmente útil es hacer SEO o invertir en Google ADs para poder llegar a los potenciales clientes atrayendo tráfico cualificado a tu web.

Marketing para abogados

Marketing para abogados en redes sociales

Las redes sociales tienen la ventaja de que, además de permitir promocionar los servicios jurídicos que ofrezcas, generan una comunidad. Las comunidades son particularmente útiles cuando buscamos la recomendación del “boca a boca” que antes se daba en el mundo analógico. Ahora es tan sencillo como copiar y pegar un link de tu despacho a quien consulte acerca de un buen abogado para litigios laborales, por ejemplo. 

Ventajas de las redes sociales

  • Desarrollo de tu marca personal
  • Alcance
  • Incremento y consolidación de la reputación
  • Contacto permanente y seguimiento de tus clientes

Para poder aprovechar al máximo el potencial de las redes sociales, necesitarás decidir en qué redes establecer tu presencia y cómo hacerlo en cada una de ellas. Determinar en cuáles redes estar, dependerá de dónde se encuentran tus clientes. 

En servicios jurídicos, LinkedIn es un punto común imprescindible con tus clientes, ya que se trata de la más grande red de profesionales. Twitter es muy útil para hacer posteos breves y pertinentes con los cuales definirás el tono comunicacional de tu marca. Facebook es muy acertada para captar clientes de cuarenta y cinco años en adelante, ya que sigue siendo la red social favorita de dicha franja de edad. En cuanto a Instagram, no es imprescindible. Lo mejor es averiguar si tus clientes potenciales están allí.

Una buena presencia en redes sociales, así como una correcta decisión con respecto a en cuáles decidir estar y de cuáles prescindir, es una estrategia que debe ser puesta en manos de profesionales del marketing para abogados, ya que ellos investigarán el mercado y te harán una propuesta con bases sólidas acerca de los pasos a seguir.

Algo que debes tener muy presente en lo que a redes sociales respecta, es que el tono empleado en cada una de ellas es completamente diferente unos de otros. Mientras que LikedIn se destaca por su implacable formalidad, Instagram nos pide un tono descontracturado y jovial. 

SEO y SEM – el ensamble perfecto para alcanzar las primeras posiciones

Estas dos herramientas trabajan codo a codo para que, cuando un cliente realice su búsqueda de abogados penalistas madrid, Google te lleve a aparecer en su primera página y, preferentemente, en los tres primeros lugares. 

SEO

El SEO se trata de obtener un posicionamiento orgánico. Tiene la ventaja de ser gratuito y se basa en escalar posiciones en Google a través de contenidos que incluyan las palabras clave que resulten estratégicas para tus servicios, así como también mediante el empleo de buenas prácticas de SEO, tales como enlaces salientes y entrantes, atributos alt en las imágenes que subas a tus posts y a través de contenido de valor, totalmente libre de plagio, para tus potenciales clientes. Hay que elegir muy bien las palabras clave puesto que un error muy común, incluso en los despachos mejor posicionados en Google es intentar posicionar por keywords no orientadas a la transacción. No es lo mismo posicionarse en Google por “¿Qué es el tercer grado” que por “Abogados especialistas en conseguir el tercer grado”.

Por otro lado, algo muy importante para el posicionamiento en Google de los contenidos generados en el blog del despacho de abogados son los enlaces referencias en otras páginas web. Lo conocido técnicamente como Link Building. El hecho de que otras webs referencien la nuestra, la citen, enlacen, etc hace que nuestros contenidos ganen autoridad a ojos de Google y salgan mejor posicionados. Tener enlaces en webs como eljurista.eu apuntan a la web de tu despacho es un punto clave en la estrategia SEO.

Si bien se trata de un método que no requiere inversión directa (sí habría que invertir en una agencia de marketing jurídico que cuente en sus fijas con profesionales encargados de hacer la búsqueda de palabras clave y de redactar los contenidos). Es un mecanismo que da sus frutos a largo plazo. Por lo tanto, si lo que buscamos es posicionarnos a corto plazo, deberemos complementar esta práctica con el SEM.

SEM

El SEM es toda aquella acción de posicionamiento pago a través de la publicidad online. Fundamentalmente se utiliza Adwords, la herramienta de Google que nos permite crear anuncios respaldados en las palabras clave por las que nos buscan nuestros clientes. La clave está en encontrar esas palabras y en crear anuncios atractivos y persuasivos. Los resultados son inmediatos una vez nuestra cuenta haya sido creada y aprobada por Google.

Hacer marketing jurídico online es una decisión ineludible para todo profesional del ámbito jurídico que tenga en mente vivir de su profesión. 

Directorios de abogados

Al igual que ocurre con Google My Business, para aparecer en los diferentes marketplaces jurídicos no es necesario ni siquiera tener página web. Algunos como Iuris NOW funcionan como un “páginas amarillas de la abogacía” y es totalmente gratuito salir listado junto a otros abogados en las diferentes especialidades o localizaciones mostrando públicamente tu correo electrónico, teléfono o incluso whatsapp. Sin embargo, no todos funcionan igual, en otros marketplaces puedes comprar leads o contactos de potenciales clientes ya filtrados por la plataforma.

1 comment

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.