Competencia Vasca estudia posibles precios abusivos en aquellos sectores con un incremento de demanda por el estado de alarma

Redacción.

1 de abril de 2020.

La Autoridad Vasca de la Competencia vigila aquellos sectores en los que se haya producido un incremento acusado de la demanda derivada del estado de alarma a fin de comprobar si se producen comportamientos de los operadores prohibidos por la Ley de Defensa de la Competencia.

En una situación excepcional, como es la del estado de alarma para hacer frente a la pandemia del Covid-19, la vigilancia de conductas que pudieran reputarse como prohibidas se hace aún más necesaria, máxime si pueden afectar a bienes y servicios esenciales para la protección de la salud y seguridad de los consumidores (servicios funerarios, sanitario, seguridad, alimentación, etc.). Además, estas conductas pueden ser reprochables desde la perspectiva del Código Penal, de la normativa de salud pública y la particular normativa de las personas consumidoras y usuarias.

La Autoridad Vasca de la Competencia en estas últimas semanas ha recibido numerosas reclamaciones y para ello dispone de un correo electrónico (infocompetencia@avdc.eus), para que aquellas personas o entidades que se sientan afectadas puedan hacer llegar sus quejas y denuncias. Además de utilizar sus medios personales y materiales, va a colaborar con Kontsumobide, Organismo Autónomo dependiente del Departamento de Turismo, Comercio y Consumo del Gobierno Vasco, para llevar a cabo esta vigilancia.

Se pretende perseguir el incremento de precios en bienes o servicios esenciales como geles desinfectantes o cualquier tipo de producto sanitario que sea esencial para evitar contagios del virus Covid-19. El actual incremento de su precio podría deberse a un repunte de la demanda que la oferta existente en el mercado no alcanza a cubrir. En ese caso sería el funcionamiento del mercado el que marcaría el precio. Ello no obsta a que dicho comportamiento pueda ser analizado desde la perspectiva de la concurrencia de conductas colusorias o abusivas de los fabricantes o distribuidores.

El sector funerario también es sensible al  incremento de los precios, como consecuencia de la presión que supone el alto número de fallecidos por Covid-19. Ello ha dado lugar en Madrid y Barcelona, -zonas con elevado número de fallecimientos-, a un repunte en los precios normales del mercado.

La Autoridad Vasca de la Competencia desea advertir que la Ley de Defensa de la Competencia prohíbe conductas abusivas o pactos  entre los operadores económicos que alteren el funcionamiento del mercado .

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *