ASPAC considera que la propuesta de la CE sobre el sector de la insolvencia garantizaría un sistema más eficiente y transparente

Redacción.

Barcelona.

La Asociación Profesional de Administradores Concursales (ASPAC) considera que la propuesta de Directiva de la Comisión Europea (CE) en materia de insolvencia presentada la semana pasada es un paso adelante hacia un marco regulatorio más eficiente y transparente. La propuesta pone de manifiesto la necesidad de modernizar y armonizar el sistema de insolvencia europeo, con el objeto de atraer una mayor inversión y ayudar a las empresas viables a superar épocas de crisis de manera efectiva.

Además de fomentar la toma de soluciones preventivas, la CE propone exigir a los Estados miembros que actúen en aquellos casos en los que sea posible reducir el coste y duración de los procesos judiciales (tal y como se refleja en el artículo 24.2 de la Directiva propuesta). Por otro lado, el principio ya contenido en la Recomendación de 2014 de “exoneración total” sería de obligada implementación. Este principio contempla reducir a tres años el periodo de tiempo que ha de pasar para que aquellos emprendedores que han tenido que cerrar sus empresas vean canceladas totalmente sus deudas y se elimine cualquier limitación a la hora de crear una nueva sociedad. Este periodo oscila hoy en día entre 1 y 10 años según el país, 5 en el caso de España, donde se debe haber liquidado al menos el 25% de las deudas contraídas.

A diferencia de la Recomendación de la CE de 2014 y la Comunicación de 2012, esta Directiva, en caso de ser aprobada por el Parlamento y el Consejo europeos, sería de obligado cumplimiento y por tanto establecería un nuevo marco regulatorio para los Estados miembros.

La norma refuerza la necesidad de nombrar administrares concursales, incluso en procesos de refinanciación, permitiendo un sistema más estable, eficiente y transparente gracias a la participación de profesionales independientes y a un modelo de designación de éstos claro, supervisado y que garantice su justa remuneración.

Hacia una administración concursal más profesionalizada

En palabras de Luis Martín, Presidente de ASPAC, “independientemente de si la medida es aprobada o no, celebramos la iniciativa. La reducción de las diferencias normativas entre países vecinos, así como el impulso de la ‘cultura de la refinanciación’ en Europa (entendida como el uso de las herramientas preventivas al servicio de las empresas viables) son esenciales para garantizar el crédito de los acreedores. Asimismo, contar con profesionales independientes, remunerados, que sean seleccionados en base a sus méritos, ayudará a que las empresas viables puedan superar épocas de crisis cuanto antes, protegiendo a la economía comunitaria en su conjunto”.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *