El ICAIB y la UIB ratifican su compromiso de ofrecer una formación de máxima calidad a los futuros abogados

Redacción.

El rector de la Universitat de les Illes Balears, Llorenç Huguet, y el decano de los abogados de Baleares, Martín Aleñar, han ratificado esta semana el acuerdo por el que ambas instituciones reafirman públicamente su mutuo compromiso de seguir poniendo a disposición de los graduados en Derecho la posibilidad de cursar un Máster Universitario en Abogacía de óptima calidad.

addenda2

Los máximos representantes de ambas instituciones han sellado esta mañana, en la sede del Colegio de Abogados, una addenda al convenio de implantación del máster suscrito en el año 2012 por la UIB y el ICAIB, en virtud de la cual se crea la Comisión de Garantía de Calidad del Máster Universitario en Abogacía.

Esta comisión, que estará integrada al menos por los dos directores y dos profesores del máster, se encargará de velar por la mejora continua en el desarrollo de las actividades propias del curso de postgrado a fin de garantizar a los alumnos una formación profesional del máximo nivel.

Tanto Martín Aleñar, como el rector de la UIB, han considerado que la firma de la addenda, que incluye también algunos cambios en la gestión económica y administrativa del máster, supone la consolidación de la estrecha colaboración que ambas instituciones mantienen desde hace años con el común objetivo de procurar la mejor preparación de los futuros abogados.

Un total de 80 alumnos cursan actualmente el máster universitario en abogacía, que este año académico inicia ya su cuarta edición, tras tres exitosas ediciones anteriores, y que está perfectamente adaptado a la la Ley 34/2006 de Acceso a las Profesiones de Abogado y Procurador de los Tribunales.

No obstante, ha señalado el decano, debe tenerse en cuenta que el máster no solo prepara a los alumnos para superar el examen estatal de acceso a la profesión, sino, “lo que es más importante, también les proporciona unos conocimientos específicos de contenido muy práctico que les permita iniciarse con solvencia en el ejercicio profesional de la abogacía”. “En definitiva – ha dicho- prepararles para ser abogados”.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *