La Abogacía Española participa en la XVII Conferencia Nacional de Abogados en Argentina

Consejo General de la Abogacía Española.
Madrid.

 

El decano del Colegio de Abogados de Reus y presidente de la Comisión de Programas, Estructuras y Aplicaciones Informáticas del Consejo General de la Abogacía Española, Pere Luis Huguet, participará en la inauguración de la XVII Conferencia Nacional de Abogados que organiza la Federación Argentina de Colegios de Abogados (FACA), integrada por 82 colegios. Huguet ofrecerá una ponencia titulada ‘El abogado moderno y las nuevas herramientas informáticas’, que versará sobre el uso de las nuevas tecnologías en la profesión.

La tecnología, la justicia y el derecho serán los temas fundamentales que se desarrollarán a lo largo del congreso en la ciudad argentina de Posadas (Misiones) del 13 al 15 de agosto. Cada uno de los abogados que participarán en el evento, aportarán un valioso estudio del impacto que las nuevas tecnologías tienen en la sociedad, sin perder de vista la realidad jurídica. Durante el encuentro se desarrollarán una variada gama de temas relacionados con el impacto de la tecnología en el servicio de Administración de Justicia, como es el expediente digital, la firma digital, los nuevos medios de prueba, la aplicación de las nuevas tecnologías en el ejercicio moderno de la profesión de abogado, entre otros.

La XVII Conferencia Nacional de Abogados, que en esta edición se pondrá en marcha con el lema ‘Tecnología, Justicia y Derecho’, tiene como objeto principal abordar los asuntos más importantes que acucian a la abogacía argentina, en el marco de un debate plural desde el rigor jurídico. El objetivo principal, según los organizadores, es encontrar las conclusiones adecuadas que reflejen el pensar y el sentir de las abogadas y abogados argentinos. Para ello, la Federación Argentina de Colegios de Abogados pone especial hincapié en la participación de los colegios que la integran para enriquecer el debate.

1 comment

  1. Hace años estuve en Argentina, como profesor universitario de derecho que era, y soy. Me sorprendió que el nivel, al menos teóricamente era bastante elevado. La carrera tenía 6 años de duración, y los exámenes se hacían extrayendo bolas, con el tema correspondiente, y de palabra, nada por escrito. Claro que allí la carrera se llamaba ABOGACÍA, es decir preparaba para ser abogado, mientras que aquí formamos a técnicos en derecho, o juristas, no necesariamente abogados.
    Existía también una segunda carrera, en pocas universidades, pues estaba ya prácticamente a extinguir, llamada PROCURADURÍA, de sólo cuatro años de duración, y en dónde parece ser que estudiaban más el derecho adjetivo, los procedimientos, el funcionamiento judicial, sistema de recursos, etc. Aunque, bien pensado, ¿realmente hacen falta cuatro años para conocer todos esos temas…?
    De cualquier forma, la impresión general que me llevé fue bastante buena, aparte de la simpatía de los argentinos, la belleza de las argentinas, y los bifes o como se diga, es decir, los filetes de ternera, que en mi vida voy a comer carne tan buena.
    Un consejo: no vayan diciéndole a las argentinas si quieren coger, pus les darán una torta, o incluso dos, ya que el sentido es distinto al nuestro…

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *