Altermutua, la mejor Alternativa a Autónomos

“Gana el Brexit, pierden todos”, la opinión de Areilza, Tornabell y Bartlett, expertos de ESADE.

Redacción.

El pasado jueves 23 de junio, los ciudadanos del Reino Unido decidieron en un referéndum si permanecerían en la Unión Europea o no. El conocido como Brexit se impuso en un 51,9% a la opción del Bremain. Desde El Jurista hemos querido hacer una primera valoración sobre el Brexit británico, conversando sobre el tema con tres expertos de ESADE.

Brexit

Un país no se juega su futuro tirando una moneda al aire, ni somete a estrés su estabilidad jurídica y política por un problema concreto de un partido”, ha señalado José María de Areilza, profesor de Derecho de ESADE Law School y titular de la Cátedra Jean Monnet‐ESADE, tras conocer los resultados del referéndum británico. Con una participación ciudadana del 72,16% y el 100% de los votos escrutados, el referéndum ha revelado una mayoría a favor (51,9% frente a un 48,1% en contra) de la retirada del Reino Unido como Estado miembro de la Unión Europea.

Por su parte, Robert Tornabell, profesor emérito de Banca y Finanzas Internacionales de ESADE, ha apuntado que “sin Europa, es probable que Gran Bretaña se empobrezca y permanezca aislada” y ha añadido que “tal como advirtió el FMI, el Brexit puede conducir a Reino Unido a una recesión en 2017 y a una pérdida de hasta 5,5 puntos hasta 2019. Casi la mitad de sus exportaciones se dirigen a Europa y el acceso al Mercado Único es vital tanto para la City como para atraer inversiones directas del extranjero.”

En lo político, José María de Areilza opina que “el Partido Conservador sufrirá en adelante una escisión profunda y la sociedad británica quedará partida en dos”, algo en lo que Robert Tornabell coincide, y añade que “las heridas tardarán en cicatrizar”.

“Las bolsas asiáticas han sido las primeras en reaccionar al cambio de tendencia en el recuento de votos que se sugería en el momento del cierre de urnas (durante el jueves 23, los mercados apostaron por el ‘REMAIN’)”, ha indicado Robert Tornabell. “Los mercados de Asia han inaugurado un alto nivel de volatilidad en todos los mercados de divisas” y por ello, “el Banco de Inglaterra busca ahora la estabilidad y apoyar la libra, que pierde más de un 10%. Por su parte, Tokio bajó 8% y el euro pierde un 3%”, ha añadido. Asimismo, ha proseguido el experto de ESADE, “los bancos centrales, especialmente el Banco Central Europeo (BCE) y la Reserva Federal (Fed USA), además del Banco Nacional de Suiza, el de Suecia y el Banco de Japón y el Banco Nacional de China se verán obligados a dar apoyo a una libra esterlina. Tendrán que comprar deuda soberana en libras y posiblemente darán liquidez a las bolsas para que las acciones y la deuda corporativa de las compañías británicas no se hundan”, ha asegurado.

Ante tal escenario de incertidumbre legal, política y financiera, tanto para los impulsores de la consulta como para muchos otros europeístas, “conviene sacar con urgencia lecciones de cara al futuro y, en adelante, reconectar a la UE con las inquietudes de los ciudadanos que se sienten relegados y no usar la democracia directa para decidir cuestiones tan complejas que dividen un país en dos“, ha concluido José María de Areilza.

Por su parte, Enric R. Bartlett Castellà, Profesor de Derecho Público, ESADE Business & Law School, opina que “no será exigiendo a los británicos que aceleren su salida porque “OUT” es “OUT”, que los ciudadanos de veintisiete estados miembros perciban que sus preocupaciones están en la misma longitud de onda que la Unión. Tampoco con reuniones de representantes de los seis estados fundadores retratados en ademán abatido, como la convocada el fin de semana por el ministro alemán de exteriores”.

En este sentido, Barlett defiende que “será preciso decirles a los jóvenes de la generación Erasmus / Sócrates, que si pueden ir a estudiar a cualquier parte de la Unión es porque hay un proyecto compartido, en que la soberanía propia perdida se ha cambiado por soberanía ajena ganada”.

“Habrá que recordar que la Unión se hizo por la paz y la prosperidad del continente. Mientras que las políticas económicas aplicadas han traído pobreza y roto la cohesión social. Habrá que decir, en fin, que más convincente que amenazar con el caos es cambiarlas sin demora para revertir sus efectos, porque son las personas las que, verdaderamente, importan en Europa,” concluye Enric R. Bartlett Castellà.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *

*

Podeu fer servir aquestes etiquetes i atributs HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>