Altermutua, la mejor Alternativa a Autónomos

Tribuna

Voz Joven

“Cada vez más el perfil requerido es el de abogados con perfil comercial”

Por Alexander Salvador
Barcelona.
 

Xavier Miravalls viene de una familia de tradición jurídica, su padre es abogado y así lo fue también su bisabuelo. Estudió Derecho en Esade, y como muchas veces sucede, un profesor, en este caso profesora, le inculcó la pasión por una rama del Derecho; El Laboral. En acabar ESADE hizo un Máster en Derecho Laboral por el Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona. A continuación, empezó a trabajar en el Bufete Miralles, una firma especializada en el asesoramiento laboral a empresas. A continuación fichó por Landwell-PwC, desgraciadamente, quedó desencantado con la práctica con la que se encontró. Por alguna casualidad, durante sus veranos universitarios trabajó en La Caixa, y fue llamado por un proceso de banca por Michael Page, una firma de Head Hunting generalista. Así dejó el mundo del Derecho Laboral para empezar a conocer el sector del Head Hunting. Después de una época en la firma, saltó a Hudson Highland Group para poder tener acceso y trabajar con perfiles más altos y especializados. Aquel año y medio, sin embargo, el mercado sufrió una fuerte recesión que trascendió fuertemente en el sector del Head Hunting. A todo esto, Xavier tenía desde ya hacía tiempo la inquietud de crear una firma especializada únicamente en el sector jurídico, el cual conocía a la perfección. Y así, conjuntamente, con Javier Moreno, antiguo director corporativo de Clifford Chance Barcelona, unieron inquietudes y crearon IurisTalent.

Empecemos hablando del mundo del Head Hunting. ¿Hay confrontación con los Recursos Humanos de los despachos en la captación de posiciones bajas (Juniors) y en la de posiciones altas?

No, en absoluto. Nosotros actuamos como representantes de los despachos. En cuanto a posiciones bajas como juniors o becarios, los despachos tienen sus propias redes de contactos en las universidades, centros de formación, colegios de abogados. Esto se complica cuando hablamos de posiciones algo más elevadas, a partir de 4 años…

¿En qué sentido?

Para los despachos es más complicado acceder a estas posiciones, no pueden tanto sólo llamar, preguntar por el profesional. – Hola soy el despacho X, y querría hablar contigo por un lugar en mi firma.- En primer lugar, se considera una agresión entre las firmas, y seguidamente por motivos de confidencialidad. Estamos hablando a menudo de cambiar una posición por otra; Un abogado de 8 años que no funciona y tiene que buscarsele un sustituto, aquí es donde entra la confidencialidad. No puede llegar a orejas del abogado que se le está buscando un sustituto para reemplazarlo. Y aquí es donde entramos nosotros. IurisTalent sólo hace 4 años que funciona, pero, el mercado ya ha otorgado y reconocido valor a nuestro trabajo. Nosotros actuamos como embajadores de los despachos y las empresas, evitando así estas agresiones entre firmas que exponía. Actuamos de manera confidencial, de tal manera que no damos a conocer la firma que nos ha encargado la investigación al profesional hasta que estamos seguros que este encaja en el perfil que estamos buscando y que está realmente motivado por el cambio.

¿Otras posiciones con las que tratáis?

Muchas de las posiciones que tratamos en la actualidad son de socios, dado que las circunstancias del mercado han provocado que las firmas busquen cada vez más el perfil del profesional con fondo de comercio y con capacidad para crecer de tal manera que se puedan reforzar áreas ya existentes o bien crear de nuevas.

Hay profesionales que a pesar de llevar muchos años en sus firmas no se sienten cómodos con las circunstancias actuales, algunos consideran que se merecen más, otros se encuentran bloqueados por estructuras demasiado rígidas y son muchos de estos los que acaban formando parte de los procesos que nosotros dirigimos.

Aparte de estos perfiles, evidentemente gestionamos también todo tipo de posiciones a partir de 3-4 años de experiencia y de todas las especialidades.

¿Y qué motivos traen a abogados a plantearse un cambio de firma o de posición a pesar de estar a gusto en su firma?

Hay muchos motivos por los cuales una persona se pueda plantear un cambio de firma y de posición. Desde el sueldo, a pesar de que a día de hoy no es uno de los principales, pasando por la búsqueda de nuevos retos profesionales, la integración en una firma para asesorar en proyectos de mayor complejidad o simplemente la búsqueda de un cambio a nivel profesional.

Hablemos de perfil según áreas de especialización. ¿Cuáles son los más solicitados? ¿Y en cuestión de experiencia?

A día de hoy hay mucha demanda de abogados especializados en laboral, fiscal y mercantil. Si bien, otras áreas como procesal, concursal y derecho administrativo nunca dejan de ser importantes para las firmas.

En relación a la experiencia, cada vez más los despachos buscan un perfil de profesionales con un fondo de comercio propio, con capacidad para autofinanciarse pero que interesados en trabajar de forma común, generando cross-selling para poder hacer más grande la firma y ofrecer así un servicio multidisciplinar a sus clientes.

Aún así las posiciones denominadas de middle management, asociados, séniors y directores, profesionales de entre 4 y 10 años de experiencia son también las que nos piden con más regularidad.

¿Qué piensas de la frase “La caída de las estrellas”?

En este sentido, también nos hemos encontrado con una fuerte tendencia radicada en asociados séniors o socios sin cartera, que están cobrando salarios mucho más elevados de lo que realmente están facturando. Estos profesionales tienen que plantearse un cambio en cuanto a ser más comerciales aportando para el mismo despacho o para otro o plantearse un salario fijo menor con una parte variable.

Y durante estos últimos años ¿Qué es el perfil que los grandes estando priorizando más?

Las firmas grandes estaban sobredimensionadas, y ha habido una limpieza considerable en los últimos dos años, básicamente, porque las dos áreas principales con más gente, eran Mercantil (M&A, Due Diligence, etç…) y, Fiscal. Esta salida está marcada por las últimas tendencias del mercado; Hay menos operaciones, menos movimientos empresariales…

Desgraciadamente, ha crecido la parte laboral y la parte procesal vinculada a la parte concursal. Esto no quiere decir que hayamos llevado un número mucho más elevado de estas dos áreas. Creo que ha habido un cambio, una vez hecha la limpieza, los despachos han intentado reforzarse en todas las áreas, pero, buscando perfiles mucho más concretos. Antes los perfiles eran mucho más genéricos (Búsquedas de mercantilistas, fiscalistas generalistas, etc…), ahora la tendencia está derivando hacia la búsqueda de perfiles mucho más especializados, como por ejemplo de fiscalistas especialistas en precios de transferencia internacionales, en sólo IVA, IS, etc…

¿Y cómo ha afectado este cambio en los procesos de selección y búsqueda de profesionales?

En este sentido los despachos son más meticulosos a la hora de buscar, de la manera que los procesos se retardan más, dado que las valoraciones son mucho más profundas. En el contexto actual, ya no necesitamos 5 profesionales y contratamos los primeros que se nos presenten, ahora sólo necesitamos a 1, y entrevistaremos a todos los que se presenten 3 veces si hace falta, y los observaremos con lupa. Los procesos de selección, sin lugar a dudas, se han endurecido.

Para acabar esta entrevista, y haciendo a alusión a este cambio de tendencia me gustaría citar una frase de “El Bufete” de Borja Martínez-Echevarría “Los despachos quieren talento, no enciclopedias con patas”. ¿Qué opinas?

Tiene lógica, esta frase viene marcada por las circunstancias actuales. El perfil de la persona técnica ha sido muy importante en épocas en que había un gran volumen de trabajo y el cliente buscaba exactamente esto. El informe firmado por el número 1, la súper estrella. Ahora estamos pasando a buscar un abogado mucho más práctico. Un abogado que sepa gestionar los clientes, que tenga un buen conocimiento técnico, pero que sepa gestionar sus equipos y sea ágil. Aquel que se pasa el día estudiando ya no se necesita tanto, ahora se necesita un perfil mucho más polivalente. Creo que la abogacía se está reorientando en esta línea; Abogados muy técnicos, pero con buena capacidad de gestión de equipos, muy comerciales, que sepan crear empatía. Una carencia de perfil de abogado del cual han pecado durante muchos años las grandes firmas.

2 Responses to “Cada vez más el perfil requerido es el de abogados con perfil comercial”

  1. Cristina Gracia Respon

    23/09/2013 at 10:38

    Hola Cristina,

    Una entrevista al X. Miravalls, per si et pot interessar.

    Toni

  2. Pingback: “La mayor dificultad es poder entrever los valores del candidato” | El Jurista

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *

*

Podeu fer servir aquestes etiquetes i atributs HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>