La Abogacía Balear atiende más de 370 consultas jurídicas de forma voluntaria

Redacción.

23 de noviembre de 2018.

Cerca de 300 personas se han acercado esta mañana hasta las distintas sedes que el Colegio de Abogados de Baleares (ICAIB) tiene en Ibiza, Inca, Manacor, Mahón y Palma para realizar consultas legales de todo tipo que han sido atendidas por los más de 80 letrados de distintas especialidades que, de forma voluntaria, han participado en la Jornada de Puertas Abiertas, organizada por la entidad colegial con el doble objetivo de acercar la figura del abogado a la ciudadanía y difundir las ventajas de la Abogacía preventiva. En total, estos letrados han atendido 375 consultas.

Como en los años anteriores, la mayoría de las consultas realizadas se relacionan con diferentes materias de Derecho Civil, que suponen cerca del 80 por ciento de las dudas legales planteadas, aunque también se ha producido, como ya ocurriera en 2017, una cantidad importante de las consultas de Laboral, que se han acercado a la cincuentena. Además se han atendido otras cuestiones de los ámbitos de mercantil, administrativo, penal, extranjería, fiscal y otras disciplinas del Derecho.

La nueva edición de las Jornadas confirma que entre las cuestiones que más preocupan a la ciudadanía figuran aquellas relacionadas con el derecho de familia y sucesiones, así como aquellas otras vinculadas con los arrendamientos urbanos, la propiedad horizontal y los gastos hipotecarios o cuestiones bancarias.

JPA 1

El decano del Colegio de Abogados, Martín Aleñar, ha recordado que la jornada de puertas abiertas, la decimoquinta que se celebra en Palma y la duodécima en el resto de las sedes, “está pensada por y para la ciudadanía” y permite “acercanos al objetivo principal que nos planteamos con su organización: sensibilizar a la sociedad de que obtener un consejo profesional cualificado a tiempo puede suponer el acierto en la toma de una decisión y la diferencia entre perpetuar una posición de desventaja o encontrar posibles soluciones a una situación”.

Y es que, ha recordado Martín Aleñar, “prácticamente cualquier acto habitual en nuestras vidas, desde comprar una casa, hasta formar una familia, firmar un contrato laboral, hacer testamento, o contratar un producto o servicio, tiene trascendencia jurídica, por lo que lo aconsejable siempre es, consultar primero a un profesional que pueda orientarnos hacia una decisión acertada”. “La gente tiene que saber – ha insistido- que un buen consejo a tiempo puede evitar que un problema se enquiste o que llegue a los tribunales.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *