Altermutua, la mejor Alternativa a Autónomos

Detenidos los padres de la niña encontrada muerta en Santiago

Por Imma Domènech
Sabadell

Rosario Porto y Alfonso Basterra adoptaron a una niña china, la primera de la localidad de Santiago, cuando sólo tenía un año. Incluso llegaron a hacer un reportaje sobre las ventajas de la adopción, manifestando que cuando se adopta es un compromiso para toda la vida. Pero parece que doce años más tarde ya no es todo igual; el domingo Santiago se despertaba con la noticia repentina de la muerte de una menor, Asunta.

La desaparición de la menor fue denunciada por sus padres alrededor de las diez de la noche del sábado; y su cuerpo fue encontrado la madrugada del domingo en una pista forestal en Feros, situado en el municipio coruñés de Teo. Las investigaciones, a las cuales ya se han incorporado los análisis toxicológicos demuestran que a Asunta se le suministró un medicamento y fue atada antes de ser ahogada. Las pruebas realizadas demuestran que la menor perdió la vida por una asfixia con sofoco, es decir, se le tapó la nariz y la boca para que no pudiera respirar. Después de los estudios realizados se ha obtenido la hora de la muerte, los hechos se produjeron alrededor de las nueve de la noche; momento en que la madre de la pequeña fue vista saliendo de su casa en Montouto (municipio de Teo), a sólo cinco kilómetros de donde fue encontrado el cuerpo de Asunta.

La noticia consternó Santiago puesto que era una niña muy querida, y a pesar de que los padres hacía poco que se habían separado parecía una familia aparentemente unida. Pero la Guardia Civil, basándose en incoherencias testimoniales y en grabaciones de las cámaras de seguridad, han imputado por un presunto delito de homicidio a la madre de Asunta Yong Barro, Rosario Porto y por incongruencias en su declaración. En un inicio expuso que a los inicios del verano encontró a un hombre en su casa intentando asfixiar a la menor, pero que el agresor huyó al verla. Las fuentes policiales encuentran extraño que después de este hecho la madre decidiera no denunciarlo. Además, cámaras cercanas al domicilio de R. Porto pudieron grabar a la madre y la hija en el interior de un coche, cuando la madre ya había denunciado la supuesta desaparición de la menor. La actuación policial con esta detención ha sido muy rápida, justo posteriormente a la finalización de la incineración de la niña; hecho que provocó que la detenida no pudiera ir ni al funeral de su hija. Donde sí que estaba presente su padre, que se veía afectado por los hechos ocurridos. Pero un día más tarde, Alfonso Basterra, pasó a ser imputado por la presunta comisión del delito de homicidio. Este cambio en las investigaciones se produjo raíz del registro practicado el miércoles de esta semana en la vivienda de Montouto; donde él llegó con calidad de presunto implicado pero sin medidas cautelares, y salió como detenido. Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Galicia han precisado que el juez José Antonio Vázquez Taín ha decidido hacer estas dos detenciones “sin perjuicio de las concreciones que pueda hacer una vez declaren al juzgado”.

Un posible móvil de la muerte es económico, puesto que la menor era la principal beneficiaria de la herencia de sus abuelos maternos. Los cuales murieron con menos de un año de diferencia. Primero fue la abuela, María do Socorro Ortega Romero, su pérdida causó consternación al tratarse de una muerte repentina. Y el 26 de julio de 2012 murió su marido, Francisco Porto Mella. Al tratarse de una ciudad pequeña estas dos pérdidas con tanto poco tiempo de diferencia causó un fuerte impacto, al tratarse de una pareja muy querida y conocida. Ahora con los hechos que se están produciendo empieza a hablarse sobre si realmente estas dos muertes fueron naturales o no; pero el pívot dinamizador del asunto se encuentra en que a los progenitores de Rosario Porto no se les practicó la autopsia y además fueron incinerados, como la menor. De este modo no se podrá saber nada más sobre estas muertes, salvo que haya algún tipo de confesión.

La madre de la menor heredó el cargo de cónsul de Francia en Santiago de su padre, y tenía un bufete pero hace tiempo que lo cerró. Actualmente, no se le conocía ninguna actividad profesional concreta, pero se sabe que viajaba con cierta frecuencia a Marruecos para realizar tareas comerciales; y lo hacía en compañía de un marroquí asentado en Santiago, persona que justamente se está enfrentando a un juicio por presunta explotación de inmigrantes en su tiempo de sindicalista. A la vez se habla de que actualmente podría tener problemas de liquidez; pero realmente si se confirmara que es la autora de la muerte de su hija hay que recordar que el código civil explícita en el artículo 756.2 “El que fuere condenado en juicio por haber atentado contra la vida del testador, de su cónyuge, descendientes o ascendientes. 
Si el ofensor fuere heredero forzoso, perderá su derecho a la legítima”.

Así es como se encuentran las investigaciones actualmente, pero nunca se sabe si pueden volver a dar otro giro radical. De momento la muerte que tanta consternación creó el pasado domingo se ha transformado en indignación por parte de todos los vecinos, conocidos y amigos de la familia ante el presunto homicidio de los padres hacia su hija. Será este el giro definitivo en las investigaciones?

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *

*

Podeu fer servir aquestes etiquetes i atributs HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>