Los opositores a Auxilio Judicial ven retrasada su prueba 4 veces este año por la COVID-19

Redacción.

9 de diciembre de 2020.

Los candidatos a ocupar un puesto de Auxilio Judicial están inmersos en la incertidumbre por los vaivenes en la convocatoria de los exámenes. El primer ejercicio, que debía realizarse durante los cuatro meses siguientes desde que se convocará, en enero de 2020, no se realizará hasta el primer trimestre de 2021.

Las 1.257 plazas de Auxilio Judicial pendientes corresponden a la OEP 2019, un total de 1.043 plazas (205 plazas de la tasa de reposición y 838 de estabilización) y 214 plazas de la reciente OEP 2020, según exponen desde la compañía OpositaTest en su análisis del histórico de las vacantes, notas de corte y opositores por plaza.

Los continuos rumores sobre anuncios de nuevas fechas están erasionando la preparación de los candidatos y malogran el proceso. Auxilio Judicial es una oposición con un retraso importante; en concreto, ya se ha retrasado cuatro veces y candidatos/as están inquietos por todo el tiempo y el dinero que ya han invertido en preparación.

El 67% de los aspirantes a la Administración de Justicia, en una encuesta realizada por la compañía Opositatest a más de 3.000 aspirantes, considera que la Administración ha informado de forma inadecuada al respecto de la situación de las oposiciones ante la crisis del COVID-19.

A pesar de las cancelaciones, la inmensa mayoría de los opositores consultados (el 82%) asegura que no se ha planteado abandonar las oposiciones. Una situación de incertidumbre que ha afectado a su estudio mucho o moderadamente a una amplia mayoría, al 73%.

Además, parece que tampoco hay un criterio unificado para las suspensiones y los aplazamientos. Algunas comunidades ponen las pruebas en pausa, otras no y, de otras, no hay información o llega a cuentagotas. Siendo la movilidad geográfica algo tan importante en la preparación de oposiciones, este desajuste afecta gravemente a la planificación de los aspirantes.

En palabras de Jonathan García, CEO de OpositaTest, “estos días los opositores sufren un estrés todavía mayor, ya que incluso si se decide una fecha para la celebración de las pruebas, sigue habiendo probabilidades de que se tenga que volver a retrasar. Esto influye en la motivación de los candidatos, cuyo rendimiento podría no estar al 100% debido a la incertidumbre”.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *