Ofensiva de Hacienda contra los deudores

Por Imma Domènech
Sabadell

Últimamente se han intensificado los esfuerzos para luchar contra los deudores, razón por la cual la Agencia Tributaria ha decidido embargar 542 cajas fuertes de seguridad de 270 sucursales bancarias repartidas por todo el país. Esta actuación se encuentra enmarcada en el Plan de Control Tributario de 2013, en que la propia Agencia Tributaria ha decidido llevar a cabo unas actuaciones para poder descubrir los deudores de Hacienda que no han satisfecho sus obligaciones fiscales, pero en cambio, sí que son titulares de cajas de seguridad depositadas en varias entidades financieras.

Esta operación se ha desarrollado de manera simultánea por todo el territorio español, con la participación de 660 funcionarios de la Agencia Tributaria, y afectando a 551 deudores, tanto personas jurídicas como físicas. El desarrollo de esta actuación se ha ejecutado por sorpresa, sin previo aviso, evidentemente, por razones de eficacia y oportunidad, tal y cómo manifiestan fuentes de la Agencia Tributaria. Antes se ha realizado una selección de los deudores, partiendo de información relativa a los titulares de las cajas de seguridad en entidades financieras y con una deuda de gran volumen en la fase de embargo.

A partir de este embargo, empezará un proceso de notificación al deudor y, en su caso, una posterior apertura de las cajas y la elaboración de un inventario de todos los bienes susceptibles de ser embargados. En el supuesto de que encuentren dinero líquido, se liquidará la cantidad que el contribuyente debe a Hacienda, y si son bienes muebles se subastarán. Las actuaciones iniciadas esta misma semana se han realizado gracias a la autorización administrativa, que ha habilitado la entrada a los locales de las entidades financieras a efectos de declarar embargado el contenido de las cajas de seguridad seleccionadas, para poder proceder al precinto de las cajas.

Con este Plan de Control Tributario de 2013 y su correspondiente embargo preventivo del contenido de las cajas, se busca verificar del todo si los deudores que son titulares de las mencionadas cajas de seguridad disponen de dinero en efectivo, joyas u otros bienes muebles, no declarados u ocultados a Hacienda. En caso de que fuera así, serían embargados. Pero no sólo se trata de saber si realmente los deudores tienen bienes con los que sí que podrían hacer efectivos los pagos, sino también poder combatir la economía sumergida, puesto que se pueden dar situaciones en las que los contribuyentes tienen una renta muy superior a la declarada. En caso de ser así se tendrá que proceder a la correspondiente regularización.

Los inspectores de Hacienda han hecho una valoración positiva del Plan de la Agencia Tributaria, sobre todo porque su contenido puede aportar documentación que permita abrir nuevas líneas de investigación. El secretario de la organización, Francisco Vázquez, señaló que la capacidad de recaudación directa no parece muy elevada, puesto que las deudas de los titulares de estas cajas se elevan hasta 319 millones de euros. A pesar de ello sí que se puede dar el caso que, con la apertura de las cajas, se descubran otras irregularidades fiscales al margen de las deudas pendientes.

Fuente: www.protectora.org.ar
Fuente: www.protectora.org.ar

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *