Altermutua, la mejor Alternativa a Autónomos

La entrevista

Tribuna

Voz Joven

Ayúdanos a continuar

AYÚDANOS A CONTINUAR

Todas las buenas historias de aventureros emprendedores empiezan con uno “Y si creáramos algo mejor…”, y la nuestra empezó exactamente así. Eran principios de Mayo del 2012, ya hacía basta calor como para ir con manga corta por la Facultad de Derecho.

Y en aquellos primeros días de Mayo, Àlex tenía una inquietud. No encontraba en ninguna parte ningún diario digital o escrito que explicara la actualidad jurídica desde una vertiente de actualidad y calidad. Y desde hacía meses en la Facultad se repetía aquel viejo dogma de “Tenéis que leer la prensa diariamente, tenéis que estar informados de las últimas noticias que afecten al sector legal”. Àlex, a quien nunca le faltan inquietudes, tenía otra: quería escribir sobre Derecho, quería hacer llegar el Derecho de forma fácil y directa.

Y con mucha ilusión, Àlex se nos presentó el 10 de mayo de 2012 con un proyecto bajo el brazo, El Jurista, un diario jurídico en catalán donde nosotros mismos fuéramos quién explicásemos la actualidad desde un punto de vista jurídico.

Y no éramos entonces ni una decena de tripulantes encima de este barco y además, con el agravante de ser sólo unos estudiantes de segundo de carrera. No teníamos ninguna idea de hasta qué puerto podría llegar este reto que empezábamos el 20 de mayo. Sólo sabíamos que queríamos innovar y ofrecer algo diferente en el mundo jurídico.

Y así fue como un 20 de mayo de 2012 dimos el pistoletazo de salida a este ilusionante proyecto, pero sin ninguna otra intención que la de buscar un valor añadido en cuanto a publicaciones jurídicas se refiere. Queríamos que El Jurista acercara el Derecho a la gente y poder ir desglosando su complejo tejido.

Poco a poco, nos dimos cuenta que aquel proyecto estudiantil que tanto cariño le teníamos tenía mucho futuro y como un hijo, empezaba a hacerse grande en tiempo récord. Habíamos empezado a recibir correos de otros estudiantes y de cada vez más abogados que nos querían ayudar en esta tarea, colaborando con artículos y buen contenido. Y entonces, nos contactó el Colegió de Abogados de Barcelona, invitándonos a cubrir el International Arbitration Congress. El reconocimiento que implicaba aquella primera invitación nos dejó muy clara una cosa; no podíamos dejar que nuestro proyecto muriera cuando nosotros acabásemos la carrera.

A continuación, decidimos expandir nuestro proyecto a nuevos espacios, abriendo la sección Islas Baleares para dar a conocer también la actualidad de las Islas desde el punto de vista jurídico. Seguidamente, cuando cumplimos un año decidimos que queríamos llevar aún más lejos nuestro proyecto y abrimos una segunda versión en castellano de El Jurista (www.eljurista.eu) para extender lazos con el resto de España.
Y finalmente, decidimos dar un nuevo paso firme en nuestro camino, con la inestimable ayuda de los pocos, pero, imprescindibles patrocinadores que decidieron ayudarnos en nuestra aventura.

Nunca os podremos estar más agradecidos. Así, estrenamos el pasado octubre un nuevo web más profesional y dinámico, pues, queríamos proseguir en la evolución del proyecto y a la vez, incidir en la progresiva profesionalización del diario para ser más atractivos tanto a nivel de contenidos como a nivel de visualización y apariencia.

¿Por qué El Jurista necesita de vuestra ayuda?

El Jurista es un proyecto creado por un grupo de estudiantes de Derecho, que a día de hoy llega de manera gratuita a toda Cataluña, las Islas Baleares y España. Nuestros principales benefactores han hecho muchísimo por nosotros, y nos han ayudado a transformar un proyecto sencillo en una publicación seria y de calidad.

Desgraciadamente, a día de hoy, El Jurista, continúa funcionando con un presupuesto muy ajustado y limitado, que no nos permite ni pagarnos los cafés que tomamos cuando nos reunimos. Como estudiantes de Derecho, que compaginan su vida estudiantil con este proyecto, necesitamos de más patrocinadores y personas (físicas o jurídicas) que confíen en nuestra tarea para que El Jurista pueda contar con los recursos necesarios para continuar ofreciendo a todos nuestros lectores, de manera gratuita, un contenido de calidad.

Específicamente, El Jurista necesita fondos para:

- Pagar los costes asociados al mantenimiento de toda la infraestructura digital e informática.

- Establecer un fondo de emergencia para hacer frente a posibles problemas técnicos del web y gastos de cariz eventual.

- Poder pagar por artículo a los estudiantes y jóvenes abogados que colaboran con nosotros.

- Efectuar una buena campaña de difusión a las redes sociales y aumentar nuestro alcance.

A cambio, os estaremos siempre agradecidos para dar alas e impulso a nuestro proyecto y evitar que se extinga una publicación, en la cual hemos invertido tantas horas, dedicación altruista, ilusiones y sueños. Pero, además, queremos poner a vuestra disposición todas las herramientas disponibles a nuestro alcance y toda nuestra ilusión y ganas de ayudar en aquello que sea posible, realizándoos entrevistas y reportajes especiales por nuestra publicación, publicando artículos vuestros, haciendo seguimientos de actos o acontecimientos en los cuales participéis… y reservándoos un lugar especial en nuestro web como mecenas de honor y pilar fundamental de este proyecto.

¡Ayúdanos a continuar!

Equipo de El Jurista