Altermutua, la mejor Alternativa a Autónomos

José María Alonso (ICAM): “La CE es una referencia entre equilibrios nada fáciles”

Redacción.

4 de diciembre de 2018.

En representación de los más de 100.000 abogados y abogadas colegiados en Madrid y Barcelona, los decanos del ICAM, José María Alonso, y el ICAB, María Eugenia Gay, han rendido un homenaje conjunto a la Constitución Española en vísperas del 40 aniversario de su aprobación. 

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, y el catedrático de Derecho Constitucional y diputado constituyente, Óscar Alzaga, se han sumado a un acto histórico que ha congregado en el Colegio de Madrid a destacadas figuras del mundo jurídico y en el que los decanos de los arquitectos, José María Ezquiaga, y de los médicos, Miguel Ángel Sánchez, han intervenido en representación de los más de 300.000 profesionales que integran la Unión Interprofesional de la Comunidad de Madrid (UICM), presidida por el decano del ICAM.

En calidad de anfitrión, José María Alonso ha iniciado el acto agradeciendo a la decana de Barcelona su participación “teniendo en cuenta los momentos convulsos en Cataluña”. Su presencia “es una muestra de generosidad, compañerismo y respeto hacia nuestro ordenamiento jurídico”, ha recalcado el decano. Por su parte, María Eugenia Gay ha reivindicado la jornada como un acto importante para la Abogacía de Barcelona y sobre todo “para las personas que defendemos una Constitución” que “se ha hecho más fuerte” con el paso del tiempo.

4. José María Alonso, Dolores Delgado y María Eugenia Gay en el acto conmemorativo Abogacía y Constitución

En su intervención, la ministra de Justicia ha definido el evento como una “jornada histórica” en la que los colegios de abogados más numerosos de España conmemoran conjuntamente “la primera Carta Magna que se alcanzó en España por consenso y la que más estabilidad ha aportado en convivencia, paz y progreso”. Delgado, tras agradecer la labor de los siete ponentes constitucionales, ha recordado que la Constitución “también tuvo madres que jugaron un papel decisivo, aunque no salieron en los periódicos”, mencionando las “21 diputadas y 6 senadoras que formaron parte de la primera legislatura constituyente defendiendo activamente la igualdad de derechos entre hombres y mujeres”.

El valor de nuestra Constitución

Los decanos de Madrid y Barcelona, junto al resto de ponentes, han puesto en valor la Ley fundamental: “40 años después es muy positivo trasladar a la opinión pública mensajes de estabilidad, de seguridad, de confianza en las instituciones que tenemos, en nuestras leyes y en los principales actores jurídicos: todos le debemos mucho a la CE”, ha expresado Alonso, refiriéndose a la Carta Magna como la culminación de la transición. “Es una conquista de todos y un aval sustantivo a un largo y difícil camino que tuvimos que hacer con dificultades y sufrimientos”, ha añadido. Además, como ha señalado la decana de Barcelona, la Constitución “es quién nos describe a todos, pues para conocer profundamente un pueblo no hay más que acudir al texto sobre el que se ha cimentado”.

En este sentido, Alonso también confesó su tristeza e indignación cuando “se tiende a decir que no pasó nada hace 40 años. Los que tuvimos ocasión de vivirlo vimos el enorme esfuerzo que hizo la sociedad española para pasar de la dictadura a la Democracia”, ha puntualizado, recordando que la CE hoy en día es una “referencia entre equilibrios nada fáciles”.

En representación de los médicos, Sánchez ha destacado cómo “la Constitución nos ha dado un marco de desarrollo que ha dado lugar al mayor cambio tecnológico que ha sufrido la humanidad”, mencionando cómo la medicina ha sido testigo y beneficiaria de esos avances, “dándonos la oportunidad de tener una sociedad mucho más amable y fácil de vivir en ella”.

daniel haro fotografo

El papel de la abogacía

En palabras de Alonso, “actos como estos sirven para visualizar el papel relevante que jugó la abogacía durante la Transición”, un hecho que, de acuerdo a Alzaga, “fue un gran esfuerzo del que no se suele hablar como se merece”. Y es que, como señaló la Ministra de Justicia, “Constitución y abogacía están intrínsecamente unidas, es la única profesión liberal que aparece textualmente citada, configurada como piedra angular para el ejercicio libre de los derechos de las personas”.

Gay precisamente ha referido que “a los Colegios de la Abogacía toca celebrar de una manera muy especial y con mucho orgullo los 40 años de tutela judicial efectiva de derecho de defensa, promulgado en el art. 24”, un derecho éste, en palabras de la decana, que constituye un “pilar imprescindible del sistema democrático y donde el abogado deviene una pieza fundamental”. Por ello, Gay ha insistido en que “la abogacía permanecerá independiente siempre que los poderes públicos sean conscientes de la importancia que representa en el mundo el derecho de defensa”.

Alonso también ha apuntado el rol fundamental de los letrados “cuando el Estado debe intervenir para que no se arrollen derechos y sufran las libertades pero no lo hace”. Por eso, como destacó el decano, la Constitución representa “un patrimonio de nuestra libertad y concordia”.

daniel haro fotografo

La necesidad de reforma

En cuanto a los retos que afronta la Carta Magna 40 años después de su aprobación en referéndum, la mesa ha abordado cuestiones como la reconfiguración territorial o la supresión de la preeminencia del varón en la sucesión a la Corona, mostrándose críticos con la actuación de las fuerzas políticas. “Algunas de esas medidas requieren convocar referéndums y disolver las Cortes, y hasta ahora ningún partido lo ha querido afrontar”, ha señalado Alonso. 

En opinión de Alzaga, “la continuidad jurídica del Estado supone la continuidad jurídica del Ordenamiento mediante su reforma y mejora permanente y su actualización”, y aquí, el constituyente considera que es la Abogacía quien “puede impulsar para que ordenadamente no seamos la Constitución más renuente a la actualización de Europa Occidental”. Una resistencia a las reformas que, en el caso del ejecutivo, quizá obedece a lo que apuntaba el decano del ICAM “la reforma se sabe dónde comienza pero no dónde puede terminar”.

Esquiaga, que se refirió a la CE “como el gran monumento de la sociedad”, recordó que “los monumentos no son sólo para sacralizarse, a veces incluso se reinventan” y el decano del Colegio de Arquitectos apuesta por hacerlo “con la riqueza que da nuestro castellano, de la razón y del pensamiento”.

“Recuperar las libertades y derechos retrocedidas durante la crisis económica” es el enfoque, según Delgado, así como “afrontar los retos para seguir fortaleciendo nuestra realidad democrática, sin olvidar los principios que hace 40 años inspiraron la Carta Magna, que nos han permitido llegar a lo que somos”.

En definitiva, y aunque Delgado se despidió confiando el deber de “nuestra generación para reformar la CE y mejorarla para los nuevos tiempos”, no cabe duda, como remarcó el decano del ICAM, que “con sus imperfecciones y necesidades de revisión, la historia de nuestra CE ha sido una historia de éxito, de convivencia pacífica y democrática”.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *

*

Podeu fer servir aquestes etiquetes i atributs HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>