Altermutua, la mejor Alternativa a Autónomos

“Nuestro programa está enfocado en abrir y acercar el Colegio al colegiado”

Por A. Salvador y Pol Rubio

Barcelona.

Hoy entrevistamos a Mª Eugènia Gay, candidata a Decana del ICAB. Mª Eugènia es una abogada que cree y ama su profesión y cuando habla de su día a día transmite pasión y vocación, pero, sobre todo criterio y un conocimiento profundo de los problemas reales que sufre la abogacía barcelonesa. Mª Eugènia Gay es una candidata preparada y conoce bien la realidad de la abogacía, pues, hace 19 años que ejerce y vive el Derecho con pasión, siendo esta una de las banderas de su campaña.

Eres uno de los candidatos mejor posicionados para convertirse en Degana del Ilustre Colegio de la Abogacía de Barcelona. ¿Cuándo y cómo se forjó la decisión de concurrir en éstas elecciones? Nos consta que durante el verano del 2016, pero explícanos por favor.

Creo que todo empieza en unas conversaciones entre compañeros y compañeras abogados, que ya hace tiempo que me animaban a que a lo mejor llegaría el día en el que tendría que hacer un paso adelante, que me veían preparada y que consideraban que ya tenía suficiente recorrido y experiencia como para liderar un proyecto de decanato en el seno del Colegio. Y  todo esto fue aproximadamente hace un año.

De entrada, no lo veía muy claro y me hice atrás, la verdad sea dicha -tengo muchos compromisos con el despacho y mi familia- y no me vi capaz en ese momento de tirar adelante un proyecto como este. Pero sí que es verdad que, habiendo pasado el verano, que puedes descansar y ver las cosas de otra forma, lo enfocas todo con más ilusión. Los nuevos retos del curso que empieza. Empezamos a planear las cosas con Jordi Pina; porqué este es un proyecto que, en un primer momento, impulsamos mucho los dos; y entonces empezamos a pensar que a lo mejor sí que podríamos reunir un equipo suficientemente fuerte y sólido y comprometido, que estuviese decidido a trabajar por el Colegio y dedicarse al servicio de la abogacía. Un proyecto que entendíamos que tenía que prosperar y que es, en si mismo, lo que ha resultado ser nuestro programa.

Maria Eugènia Gay

¿Qué crees que se requiere para presentarse a decana en las elecciones del ICAB?

Principalmente una estimación profunda a la profesión, es decir, debes estar enamorado de tu profesión para dedicarte a la institución que es la mayor representación de la profesión. Necesitas tener una vocación de abogado muy profunda y vivir la profesión. Haberla disfrutado y haberla sufrido, porqué así sabes cuales son los problemas reales con los que nos estamos encontrando los abogados y abogadas en ejercicio.

¿Qué opinas de la actual gestión de la Junta de Gobierno presidida por Oriol Rusca?

En primer lugar, respeto la labor de todos los Decanos que han pasado por la casa, de todos los miembros de Junta que han trabajado desinteresadamente por la institución. Es un trabajo muy comprometido, que exige muchas horas, una dedicación extra a tu propio trabajo en el despacho, y por lo tanto, siempre se debe respetar y valorar. Ahora bien, es evidente que hay cosas con las que estoy más de acuerdo y otras con las que lo estoy menos.

¿En cuáles estás menos de acuerdo?

Creo que ha habido una falta de comunicación y de correcta gestión en la renovación de la póliza de Responsabilidad Civil.

¿Cómo abordarías tu éste tema de la póliza de Responsabilidad Civil?

Es muy importante saber donde se ha producido el problema, que es lo que he trabajado desde el principio. Es decir ¿Qué ha pasado? ¿Cómo hemos llegado a ésta situación donde se nos presentan unas condiciones que no son optimas para los colegiados?

Queriendo asumir el decanato; lo primero que hice es indagar entre las diferentes partes implicadas. Parece ser que hacía tiempo ya que Cáser estaba advirtiendo al Colegio de que la primera capa que entraba dentro de la cuota colegial, la primera cobertura, estaba siendo deficitaria; que no se estaban colocando suficientes pólizas de segunda capa (más de 40.000 euros). El responsable de colocar pólizas del segundo tramo en ese momento “Iurisegur”, no consiguió revertir la situación, y  Cáser no estaba obteniendo rentabilidad con la primera capa. Así mismo, entiendo que, además, quizás hubo una mala coordinación entre la compañía y la correduría.

El Colegio, por los motivos que fuese, no adoptó las medidas oportunas y se les echó el tiempo encima ya que, además, cambiaron de correduría de seguros después de 10 años con la anterior; y es con la nueva que se contrata una nueva póliza. No sabemos si este hecho fue el motivo que hizo encarecer tanto la póliza.

Uno de los argumentos dados por la Junta de Gobierno fue el aumento de la siniestralidad de abogados laboralistas y fiscalistas, pero ello no llegó a convencer al colectivo.

¿Cuál es la solución que propongo? Renegociar la póliza, es decir, daremos la oportunidad a la compañía de seguros y a la actual correduría de renegociar los términos. Si no lo conseguimos, evidentemente, intentaremos revocarla. ¿Cómo? La póliza es personal de todos los colegiados y por lo tanto, convocaremos una asamblea con todos los colegiados para, a partir de una mayoría absoluta, acordar revocar la póliza actual. Hemos de acabar de ver su clausulado pero intentaremos impugnarla. Entonces, convocaremos un nuevo concurso, bien convocado, con toda la información y datos que una compañía de seguros debe tener y podrán participar todas las compañías de seguros.

Las gestiones previas de todo esto ya están hechas y creemos, sólidamente, que podremos tener una mejora en las condiciones.

Uno de los temas principales que circulan en estas elecciones es que el ICAB tiene un problema de transparencia. ¿Cuál es tu opinión al respecto?

Transparencia, comunicación. El colegiado debe estar informado y hoy en día parece que no lo está suficientemente.

Nosotros llevamos un punto en el programa, al que le damos mucha importancia, sobre la transparencia; y que consiste, precisamente, en informar trimestralmente sobre todos los contratos que se suscriban en el Colegio (importes, con qué empresas…) ya no sólo contratos con terceros sino también los internos (del personal, etc).

Un hecho como el de la póliza de responsabilidad civil tendría que haberse comunicado a los colegiados y haberse informado con mucha más claridad. En este punto ha habido una brecha en la red de información muy importante.

¿Cuáles son los puntos principales que destacarías de tu programa?

Más allá de lo que ya hemos comentado, proximidad; nuestro programa está enfocado en abrir el Colegio al colegiado, de acercarlo; nuestra idea es integrar a todos los presidentes de secciones y comisiones en la Junta de Gobierno y que participen activamente, que sean partícipes de lo que se está tratando y que, por lo tanto, tengan conocimiento en todo momento de que la Junta está trabajando en el rumbo que le corresponde.

Después, uno de los puntos más relevantes que llevamos es la bajada de las cuotas colegiales, sobre todo por lo que afecta a los más jóvenes. Somos conscientes de la precariedad laboral de la abogacía joven y lo queremos afrontar con una bajada de las cuotas.

Otro punto muy importante es la modernización de la institución, a través de la creación de una comisión de transformación digital desde la que queremos participar colectivamente en la transformación digital de la Administración de Justicia, y de una sede colegial digital, entendemos que todo lo que afecta a la profesión y al Colegio debe estar integrado en un aplicación que se pueda descargar desde los móviles, aplicaciones, tablets, etc. Es necesario modernizar y transformar la institución y adaptarla a los nuevos tiempos y nuevas necesidades de la profesión sin olvidar la deontología y ética profesional.

También queremos instaurar una comisión de relaciones internacionales, y en especial potencial la comisión de normativa, que permitirá que la abogacía se posicione como una voz en los procesos de reforma legislativa y de propuestas legislativas. En estos momentos tenemos que recuperar el liderazgo en la redacción de las leyes que, en el fondo, son los instrumentos que utilizamos para defender los intereses de nuestros clientes.

Finalmente, remarcar que atenderé personalmente las quejas de los abogados ante la Administración de Justicia en el marco de la Comisión de Relaciones con la Administración de Justicia (CRAJ)

Nos interesa mucho tu implicación para mejorar la situación laboral de los abogados. Si eres elegida como decana, ¿apoyarás y participarás en la construcción de un Convenio Colectivo? 

De hecho, como todos los puntos que llevo en mi programa, éste tema ya se está trabajando. Cada persona que llevo en mi equipo tiene una responsabilidad y un compromiso y, en este caso, tenemos a una abogada laboralista que ya ha asumido el liderazgo en este tema y que ya ha empezado a hablar tanto con el sindicato como con un grupo de abogados que se concebirán como la “patronal” –una pequeña agrupación de  despachos-.  Ya hemos empezado a tener las primeras reuniones. No estamos hablando de una promesa lejana, creo que dentro de los 50 primeros días de mandato se podrá haber avanzado mucho en este convenio.

¿Cómo crees que podemos acabar con la situación de falsos autónomos en la que viven muchos abogados y abogadas de Barcelona?

Es necesario concienciar a los despachos. No podemos olvidar que la abogacía tiene una tradición de pasantía muy arraigada, y ante abogados de ya una cierta edad que se han formado dentro de esta pasantía, les es aún muy difícil cambiar de filosofía, hacerles entender que no es una modalidad optima.

De hecho, creo que ahora es un buen momento para aprovechar que el Máster de Acceso a la Abogacía ya prevé unas prácticas obligatorias. Esta primera pasantía que se preveía tradicionalmente que debía hacerse sin remunerar podría, de alguna manera, quedar cubierta dentro de éstas prácticas. Por lo tanto, el argumento es que, a partir de la finalización del máster en abogacía, debe comenzar la relación laboral.

Por otra parte, también considero que es importante que el abogado que empieza conozca las ventajas y la importancia de trabajar por cuenta propia. Y esto se puede hacer fomentando el networking entre abogados que empiezan; intentarlos poner en contacto entre los que tienen diferentes especializaciones, de tal manera que entre todos puedan crear una sociedad profesional en la que compartir los gastos y en la que ser accionistas de su propio negocio. En definitiva, que sean conscientes de que trabajar por cuenta propia también les puede reputar otras ventajas y se lo planteen como opción.

Explícanos tu propuesta de crear una comisión de despachos grandes, tradicionalmente más desconectados de la vida colegial, para fomentar su implicación.

La idea es hacer encuentros, como proponemos con los jóvenes; de manera que el Colegio dé un espacio donde se puedan reunir estos grandes despachos y poner en común todos los problemas que les afectan; ya sea de funcionamiento, de particularidades internas o respecto la nueva legislación que les pueda afectar concretamente a ellos. Invitaremos a ponentes que puedan ser de relevancia y puedan tratar temas de interés que les afecten –secreto profesional, informes de auditores, temas de confidencialidad, de conflicto de intereses,etc …-. Así el Colegio podrá, de una forma u otra, hospedar todas las voces de la abogacía.

Hablemos de los abogados jóvenes. ¿Qué papel tienes pensado para el GAJ dentro del ICAB?

Un papel mucho más relevante del que tiene ahora. Los jóvenes son el futuro y deben tener mayor presencia en la institución. Esto supone que el GAJ, como órgano representativo de los jóvenes, tenga un mayor protagonismo. Los invitaremos a participar en las Juntas de Gobierno –de momento con voz pero sin voto por qué los estatutos no lo permiten- pero se les dará mucha más autonomía en cuanto a la toma de decisiones, organización, de formaciones y participación en diferentes actividades, regularizar su presupuesto.

Así mismo, queremos que el ICAB colabore más activamente con el GAJ. Por ejemplo, tenemos conocimiento de que el GAJ quiere empezar el proyecto “Yo quiero ser madre”, y nuestra idea es ayudarlos a impulsarlo, creando un proyecto común para todas las abogados, donde se trabaje el networking, el liderazgo femenino, el empoderamiento, etc… y por lo tanto, dentro de este espacio que se cree, podamos tratar todo el proyecto de “Yo quiero ser madre” que afecta a nivel de conciliación laboral e igualdad.

Es importante dar más protagonismo a los abogados jóvenes, pero, no podemos olvidar, tampoco, a los abogados más séniors que son la voz de la experiencia en el ICAB y por ello, también, queremos darles más protagonismo y voz en las Juntas de Gobierno, así como autonomía presupuestaria. 

Pasión por el Derecho ¿Y pasión por el ICAB?

Sí, completamente.

¿Qué crees que se debe tener para ganar unas elecciones en el ICAB?

Imprescindible es la experiencia. Conocimiento de la institución, de las secciones, comisiones, departamentos, etc. Después, evidentemente, tener una vocación en relación a tu profesión, vocación de servicio; empatía para escuchar a los compañeros y compañeras y hacerlos partícipes de la institución. Y, aparte de todo esto, liderazgo y criterio.

Y si ganas éstas elecciones ¿por qué crees que lo harás?

Porqué creo que tengo un programa muy coherente y un equipo muy comprometido de grandes profesionales que conocen la institución y con experiencia, criterio, seriedad y rigurosidad. Quiero creer que realmente inspiramos confianza y respeto a la profesión; y si la abogacía barcelonesa confía en nosotros, haremos lo posible porque esta confianza se vea correspondida con un trabajo bien hecho .

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *

*

Podeu fer servir aquestes etiquetes i atributs HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>