Altermutua, la mejor Alternativa a Autónomos

La entrevista

Tribuna

Voz Joven

“Los frutos del trabajo que podemos estar haciendo ahora se pueden ver de aquí dos o tres años, cinco quizás”

Por Oriol Cremades
Barcelona

 

M. Àngels Pujols Muntada, actual Secretaria General del Consejo de Relaciones Laborales de Cataluña (CRLCat). Integrado por el Gobierno de la Generalitat y las organizaciones sindicales (CCOO y UGT) y empresariales (Fomento del Trabajo y Pimec) más representativas de Cataluña, el CRLCat (http://crl.gencat.cat/) es un órgano tripartito y paritario adscrito al Departamento de Empresa y Ocupación constituido como foro estable de diálogo social y de participación institucional en materia de relaciones laborales del país.

Con dilatada experiencia en el mundo de las relaciones laborales, M. Àngels Pujols Muntada anteriormente fue asesora de Políticas Sociolaborales de ámbito internacional del Departamento de Trabajo del Gobierno de Cataluña. Conversamos con ella, ahora, sobre su cargo en el CRLCat y el funcionamiento, presente y futuro de este órgano.

¿Qué balance hace de su cargo desde su nombramiento como Secretaria General del CRLCat hasta ahora?

Es un balance que desde un punto de vista optimista, que es aquel que nunca intento perder, tiene muchos claroscuros. Piensa que desd el momento en el que asumí la responsabilidad del puesto de trabajo de un órgano de diálogo social y participación en el que hay sindicatos y patronales era en plena efervescencia de la crisis económica y social y que, obviamente, esto ha provocado que fuera muy difícil el diálogo social. Aún así, debo decir que el balance desde el punto de vista de Cataluña, que es donde hace falta que me subscriba, es necesariamente positivo porque no se ha roto nunca este diálogo, a pesar de que ha habido momentos en que ha sido más difícil avanzar, como por ejemplo cuando se promulgar la ley de la reforma de mercado de trabajo que implicó su rechazo total por parte de la representación sindical.

¿Cómo es el día a día, en la gestión, en el CRLCat siendo un órgano tripartito y paritario  donde hay contraposición de intereses?

La Secretaría General del CRLCat es el órgano administrativo: la máquina que permite que un espacio estable de diálogo entre las organizaciones sindicales, empresariales y la Administración de la Generalitat pueda funcionar. Nuestro interés, el mío y el del equipo técnico que forma la Secretaría General del CRLCat, es facilitar al máximo este diálogo. El día a día, a veces, es complejo pero, aquí en Cataluña las personas que representan las organizaciones, tanto sindicales como empresariales, a pesar de que puedan tener puntos de vista completamente opuestos en relación a determinadas cuestiones, siempre hacen el esfuerzo para poder mantener estos mínimos de diálogo que permitan avanzar.

Parece haber cierto consenso en la importancia del diálogo social ¿pero cómo se concreta? ¿Cuál serían los mecanismos para concretar este diálogo social?

El CRLCat se articula por órganos regulados por la ley de creación del CRLCat: el plenario; la mesa de coordinación que es el órgano ejecutivo constituida por un acuerdo del pleno, que permite mucho dinamismo en las reuniones porque está formada por un miembro de cada una de las organizaciones representada en el CRLCat y un representante de la Administración de la Generalitat con el apoyo técnico de la Secretaria General y que trata aspectos transversales; y las comisiones temáticas: la de Convenios Colectivos, la de Seguridad y Salud Laboral, la de Seguimiento de la Contratación Laboral, la de Igualdad y del Tiempo de Trabajo, la de la Inspección de Trabajo y la de Responsabilidad Social.

La formalidad del funcionamiento interno del CRLCat nos ayuda a mantener la estabilidad de una práctica continua de conversación, concertación y diálogo en todos los temas.

El CRLCat está adscrito al Departamento de empresa y Ocupación. ¿Esto puede hacer menguar su autonomía? Algunos agentes sociales reclaman más autonomía, incluso, dotarlo de personalidad jurídica propia ¿qué piensa sobre ello?

Lograr la personalidad jurídica propia ha sido una de las reivindicaciones históricas de las organizaciones que forman el CRLCat. La ley de creación del CRLCat es del 2007, aunque el CRLCat no empezó a trabajar de forma efectiva a los inicios del 2008, y en  alguno de sus borradores se establecía que fuera un órgano autónomo, pero finalmente el Gobierno decidió que fuera un órgano colegiado, y como tal adscrito en el departamento que tiene competencias en la materia laboral.

Se intenta que el CRLCat sea el máximo de independiente posible, pero no se puede olvidar que es un órgano adscrito a un departamento de la Generalitat. El CRLCat se diferencia de alguno otro CRL otras Comunidades Autónomas no sólo para ser un órgano adscrito sino porqué la dirección del Consejo es por parte de altos cargos de la Generalitat de Cataluña, con una presidencia, (el consejero competente en materia laboral), que se traduce en la presidencia de los plenos, y una dirección efectiva de un vicepresidente, que en este caso es el Secretario de Ocupación y Relaciones Laborales.

Esta adscripción tiene ventajas e inconvenientes: el inconveniente de una cierta dependencia de la Generalitat en algunos casos, pero ventajas como el hecho que impulsar conjuntamente políticas sociolaborales es más fácil porque una de las misiones del Consejo es la participación en el diseño de las políticas públicas. Por ejemplo, el CRL del País Vasco es bipartito, sin presencia de la Administración del País Vasco, y, por lo tanto, esta función que menciono no tiene la fluidez que puede tener en el CRLCat.

¿Y es posible en un futuro esta personalidad jurídica propia?

El plan de gobierno actual contempla avanzar en este aspecto: replantear la naturaleza jurídica del órgano.

A menudo se usa la expresión “marco de relaciones laborales catalán” ¿qué lo formaría y qué papel tendría el CLRCat en este?

¡Una gran pregunta! Es una expresión que realmente se utiliza mucho y que no es fácil de explicar pero que pienso que se puede conseguir. De hecho el consejero Puig cuando asumió la Consejería es lo primero que nos pidió fue que aclarásemos que es esto del marco de relaciones laborales catalán. Ahora lo ha hecho suyo y lo traslada además públicamente. Decimos que una de las misiones esenciales del CRLCat es impulsar un marco catalán de relaciones laborales. Esto se puede traducir en dos grandes patas: un marco institucional propio, de instituciones catalanas en el ámbito de las relaciones laborales, y el impulso definitivo de una negociación colectiva también catalana. ¿Y por qué se tiene que hacer a través de un marco catalán de relaciones laborales? Porque no tenemos competencias legislativas, que es estatal. Pero aquello que sí puede hacer cada Comunidad Autónoma es diseñar un modelo de relaciones laborales adecuado a la realidad de su territorio. En el caso de Cataluña mediante instituciones como el propio CRLCat, el Tribunal Laboral de Cataluña, el Consejo Económico y Social de Cataluña…es decir, un conjunto de instituciones propias de aquí que están trabajando para ayudar a tener unas relaciones laborales de calidad, unas empresas competitivas. Y sobre todo, desde el CRLCat, impulsar que los convenios colectivos catalanes, los sectoriales catalanes, tengan en cuenta las peculiaridades de nuestro territorio.

¿Cómo ha afectado la reforma laboral en el funcionamiento del CRLCat?

La reforma del mercado de trabajo ha sido una reforma en profundidad, no lo desconoce nadie, desde muchos puntos de vista. Uno de los ámbitos en que la reforma ha incidido es la negociación colectiva: priorización del convenio de empresa y del convenio sectoriales marcos estatales en detrimento de los niveles intermedios, como pueden ser el convenios autonómicos y provinciales, los cuales han sido tradicionalmente rigiendo las condiciones laborales de prácticamente todos los trabajadores del Estado español.

Esto ha provocado que, de todas todas, desde el CRLCat se impulse que estos convenios colectivos que regían a Catalunya, sean provinciales o autonómicos, se mantengan y también ayudar a los convenios de empresa que están situados aquí.

Por otro lado, la Comisión del Convenios Colectivos del CRLCat, que prácticamente tiene las mismas competencias que la Comisión Consultiva de Convenios Colectivos de la Administación del Estado, es una comisión que está encargada directamente por la ley de ayudar y apoyar a los negociadores de los convenios colectivos de Cataluña de muchas maneras: hace de observatorio, se le dirigen consultas, asesora y previa petición, puede incluso, entrar en la estructura negocial de un sector.

¿Cómo está actualmente la situación del conjunto de convenios colectivos en relación a los procesos de negociación colectiva en la ultraactividad?

El cambio del régimen del ultraactividad por parte de la reforma laboral pienso que supuso torpedear la línea de flotación de la negociación colectiva aquí, pero este torpedeo no tiene que tener necesariamente un sentido negativo. El redactor del texto pretendía evitar la petrificación de los convenios colectivos y hacerlo al estilo de Francia, donde se están renegociando constantemente. ¿Cómo irá aquí? Ya lo iremos viendo porque tenemos que pensar que el resultado que un convenio colectivo denunciado pierda su vigencia en un año lo estamos intuyendo y lo veremos de aquí unos meses.

En Cataluña, los sindicatos pidieron expresamente a la Generalitat de Cataluña que mediante el CRLCat se intentara llegar a un acuerdo tripartito para intentar apoyar a aquellos convenios colectivos que llegada la finalización de la vigencia vieran en peligro su supervivencia. Como resultado se hizo el famoso acuerdo para el apoyo y acompañamiento a los procesos de negociación colectiva en ultraactividad. La gracia del acuerdo es que participa la Adminitración y que articula un procedimiento, pero que sobre todo respeta la autonomía colectiva de las partes: si no hay una previa adhesión voluntaria, la Administración no entra; en cambio, si hay, el que hacemos es apoyar mediante mediaciones y ayudante a la negociación en aquellos aspectos más conflictivos. La Comisión de Convenios Colectivos tiene el papel de impulsar la adhesión y hacer el seguimiento. Todo esto con mucho respecto a las partes, pero manteniendo un papel activo del CRLCat.

En relación al fomento y facilitación de la participación del agentes sociales en el diseño y la puesta en práctica de las políticas mediante el diálogo y la concertación social entre los agentes sociales y la Administración de la Generalitat ¿ qué ideas, propuestas o conclusiones se han gestado o logrado desde el CRLCat?

La adscripción de CRLCat a un departamento y que la administración esté en el CRLCat es uno de las ventajas porque se informa a los agentes del plan de Gobierno y estos pueden opinar. Su participación a los planes estratégicos también es remarcable, por ejemplo uno de capital es el Plan Estratégico de Seguridad y Salud Laboral que se elabora consensuadamente con los agentes sociales.

Por otro lado, en las diferentes comisiones temáticas la Administración informa constantemente y periódicamente de todas las políticas sociolaborales.

¿Y en la materia de contratación?

La Comisión de Seguimiento de Contratación Laboral es una comisión en que el nombre ya se le ha quedado pequeño, puesto que se hace un seguimiento de toda la materia de ocupación. Esta legislatura no se han hecho propuestas pero anteriormente se habían hecho propuestas en la tramitación de leyes que se articularon a través de diferentes grupos parlamentarios para que pudieran llegar al Congreso de los Diputados.

Yendo a una cuestión más nueva ¿cómo es entendida la responsabilidad social de la empresa en el CRLCat?

La Comisión de Responsabilidad Social es relativamente nueva puesto que es del 2011. Pero ya antes, el CRLCat quiso crear un grupo de trabajo y la importancia que se quiso dar a la cuestión hizo que se sobrepasara el límite que se marca a los grupos de trabajo, que es de 6 meses, y se fue prorrogando sucesivamente hasta que a través de una modificación de ley del Consejo, en la ley que fue conocida como Òmnibus, la convirtió en una comisión.

Esta comisión tiene como función impulsar que las empresas de Cataluña integren el concepto de responsabilidad social como una forma de gestión. La responsabilidad social supone dar un paso más a aquello que la normativa nos exige en muchos ámbitos como por ejemplo los ambientales y laborales, estos últimos son los que nos corresponden más atendido el ámbito del CRLCat. Se hace una promoción muy activa: una página web (RSCat) que está permanentemente al día, seguimiento de las iniciativas que se hacen en esta materia en Cataluña y se intenta que esto sea un centro donde estas iniciativas puedan tener cabida en una segunda corona de entidades. Además, las empresas que voluntariamente quieran presentar su memoria de sostenibilidad en el CRLCat se analiza y si los agentes sociales y la Administración consensuan que aquella es una buena experiencia y que merece ser publicitada con el acuerdo de las tres partes se publica.

Hay empresas de todos los ámbitos. No diré nombres porque sería hacer propaganda de unas en detrimento de las otras, pero tenemos publicadas 82 memorias de responsabilidad social. Y este plus, el de la responsabilidad social, pienso que es aquello que nos puede hacer competitivos actualmente.

¿Cuál es el papel institucional de CRLCat en Cataluña, España y a la UE?

Se trata de hacernos un lugar. Primero es un Consejo que se bastante reciente y que está intentando tener presencia. El año pasado hizo una “tournée” por todo Cataluña, tanto para hacernos conocer como para favorecer para que se utilice el CRLCat que ,en definitiva, está al servicio de Cataluña. Fuimos a Girona, Lleida, Tarragona y Tierras del Ebro para darnos a conocer a los agentes sociales territoriales. Y aquí en Barcelona también hicimos una sesión que tuvo un carácter más enfocada por los profesionales de las relaciones laborales. También hicimos una presentación a la Sociedad Catalana de Municipios, a petición suya.

Nuestra previsión, ahora, es empezar a contactar con los colegios profesionales, instituciones de relaciones laborales y universidades.

Los Consejos de Relaciones Laborales más potentes del Estado español son el andaluz, uno de los más antiguos, el de Galicia y el del País Vasco, que curiosamente coinciden casi todos ellos con las dichas “nacionalidades históricas”. En el País Vasco, a iniciativa de su Consejo, se nos contactó para mantener conversaciones a nivel muy técnico y debatir los temas que más nos preocupan, básicamente el ultraactividad de los convenios colectivos. y su inaplicación. La idea es que cuando los presupuestos lo permitan ampliamos los encuentros además Consejos de Relaciones Laborales, muchos de los cuales se están constituyendo para dar respondida algunas de las nuevas competencias de la ley de la reforma laboral, y mantener una relación fluida con todos ellos. También mantenemos contacto con la Comisión Nacional de Convenios Colectivos. Aquello que se intenta es mantener, en todos el casos, una relación natural puesto que nos ocupamos del mismo en diferentes ámbitos territoriales.

En relación a la Unión Europea, una de mis obsesiones seguramente por mi trabajo anterior, es hacer un seguimiento de las políticas de la Unión Europea. Pero no sólo de la Unión Europea, sino del entorno internacional de las relaciones laborales. De hecho, aquello que propuse y fue aceptado por el Pleno del CRLCat fue incluir como objetivo transversal hacer un seguimiento anual de estas políticas. La previsión es que en un futuro haya a la página web del CRLCat información del diálogo social a nivel europeo.

¿Poder tener presencia en un futuro en foros inicialmente europeos? La idea es esta y como CRLCat.

¿Algún mensaje de futuro, retos o idea que quiera expresar para concluir?

Es difícil de explicar qué es el CRLCat y su utilidad porque es algo abstracto y más para las personas que quizás no son profesionales de las relaciones laborales todavía se los es más difícil. Estoy pensando en la ciudadanía que puede llegar a nuestra página web y preguntarse: ¿qué es esto y por qué sirve? Óbviamente nadie puede creer que cuando se sientan diferentes organizaciones que representan intereses empresariales, sindicales y de trabajadores conseguir resultados inmediatos sea fácil. Aquí estamos pensando siempre a largo plazo, a muy largo plazo: los frutos del trabajo que podemos estar haciendo ahora se pueden ver de aquí dos o tres años, cinco quizás.

Yo lo que querría dejar como mensaje es remarcar la importancia que tienen estos órganos de diálogo social porque son un lugar de encuentro de intereses muy diversos, donde se trabaja conjuntamente para avanzar y para poder tener unas relaciones laborales saludables, estables y buenas por todo el mundo y unas empresas competitivas y responsables socialmente.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *

*

Podeu fer servir aquestes etiquetes i atributs HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>